Actualizado 25/10/2007 21:03 CET

Innova.- La hispalense desarrolla nuevas técnicas de ingeniería forense ante accidentes laborales o rotura de materiales

SEVILLA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Sevilla está trabajando en el desarrollo de nuevas técnicas de ingeniería forense con el objetivo de esclarecer accidentes laborales y mejorar la calidad de los materiales que se utilizan en diferentes ámbitos.

En un comunicado, la universidad señaló que la ingeniería forense tiene la capacidad de determinar las causas de roturas y fallos de materiales ocurridos por diversos motivos. Este tipo de técnicas establece, además, las responsabilidades en siniestros y permite mejorar los diseños posteriores. En este sentido, señaló que los fallos por corrosión de los materiales pueden suponer hasta un 3,5 por ciento del Producto Interior Bruto de un país industrializado.

Con motivo de la celebración de los 25 años de Aicia, los investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla expusieron alguno de los trabajos relativos a 'Análisis de fallos en materiales'.

Entre ellos, según indicó, aparece el fallo aleatorio de los tornillos de amarre de catenaria instalados en más de 500 kilómetros de vía. Esta circunstancia se subsanó con una prueba química por parte del grupo de ingenieros, que concluyó que una partida de tornillos de acero inoxidable ferrítico había sido tratada inadecuadamente.

Por último, concretó que otro de los trabajos gira en torno a la rotura de un asa de una cuba de trasiego de hormigón, suceso en el que perdió la vida un trabajador. Según explicó, la soldadura del asa en presencia de humedad la debilitó, provocando la rotura de la misma al recibir un golpe en un forjado. La inspección mediante SEM (microscopia electrónica de barrido) evidenciaba la rotura frágil en presencia de hidrógeno, propia de una soldadura defectuosa.