Más de 5.400 alumnos de centros educativos malagueños participan en un programa de reciclaje de OSAH

Publicado 13/06/2015 11:36:34CET
EUROPA PRESS/OSAH ESPAÑOLA

MÁLAGA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 5.490 alumnos de centros educativos de la provincia de Málaga han participado durante este curso en el programa 'Reduce, Reutiliza y Recicla' que la Organización Social de Acción Humanitaria (OSAH Española), lleva a cabo con el fin de sensibilizar a escolares sobre los problemas del medio ambiente. La campaña se ha desarrollado entre los meses de septiembre de 2014 y junio de 2015 en centros educativos tanto públicos como privados.

Las actividades que desarrolla la OSAH en los centros educativos de esta provincia se enmarcan dentro de la labor de sensibilización medioambiental que realiza esta ONGD con el objetivo de introducir y potenciar la educación ambiental para el desarrollo sostenible y la buena gestión ambiental en centros educativos.

El público de las acciones educativas de OSAH es la comunidad infantil, especialmente los alumnos de Primaria, han precisado en un comunicado, añadiendo que es básico "crear costumbres y hábitos desde edades tempranas para que se incorporen a la rutina en la vida adulta y se tomen con la normalidad que el planeta merece". En concreto, el programa se dirige especialmente a alumnos de entre 6 y 12 años.

El programa pretende impulsar los hábitos de consumo responsable y movilidad sostenible a través de los siguientes objetivos concretos: sensibilizar sobre el exceso de residuos; consumir "mejor", de una manera más ecológica; prolongar la vida de los productos; desechar menos residuos; facilitar la selección del reciclaje de los productos.

Para alcanzarlos, el programa se ha centrado en charlas debates, talleres con materiales reciclados donde se enseña a los más pequeños a realizar llaveros con tapones de corcho, marcos de foto con cartones usados, pulseras con bolsas de plástico, etcétera. También han realizado juegos para el conocimiento de la naturaleza.

Desde OSAH han hecho hincapié en la importancia de reciclar los residuos textiles, que provocan un fuerte impacto ambiental si no se clasifican correctamente. Además, han recordado que la ropa que se deja de usar puede ayudar a muchas familias mediante el proyecto denominado Armario Solidario, que la ONGD lleva a cabo permanentemente.

Este año, gracias a la colaboración de las comunidades educativas, se ha ayudado a un total de 136 personas. El proceso consiste en la recogida de ropa, calzado y juguetes usados en contenedores situados en la vía urbana de las localidades que colaboran con OSAH.

También se ha incidido en sensibilizar sobre los problemas que conlleva el vertido del aceite usado, que es el mayor contaminante urbano existente. Durante la campaña se ha explicado a los alumnos cómo dicho aceite puede convertirse en pastillas de jabón y se ha regalado un jabón realizado artesanalmente por voluntarios de la ONGD, como muestra de reciclaje de este residuo.