Unas 7.000 personas han sido atendidas este año a través del Servicio de Ayuda a Domicilio que gestiona la Diputación

Actualizado 23/08/2019 17:06:23 CET
Una trabajadora del servicio de ayuda a domicilio conversa con dos usuarios.
Una trabajadora del servicio de ayuda a domicilio conversa con dos usuarios. - DIPUTACIÓN DE JAÉN - Archivo

JAÉN, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 6.961 personas han sido atendidas en lo que va de año por el Servicio de Ayuda a Domicilio que gestiona la Diputación de Jaén en los 91 municipios de la provincia menores de 20.000 habitantes. Más de un 70 por ciento de los usuarios, 4.924, son mujeres, frente a 2.037 hombres.

Así lo ha señalado este viernes la vicepresidenta primera y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina, quien ha destacado la apuesta de la Administración provincial "por el mantenimiento del sistema público de servicios sociales".

"Y, en concreto, por el Servicio de Ayuda a Domicilio para miles de personas con dificultades para el desarrollo de las actividades de la vida diaria. De ahí que mantengamos un presupuesto de más de 35 millones de euros para este servicio en 2019", ha afirmado.

El Servicio de Ayuda a Domicilio es el recurso más demandado por las personas en situación de dependencia y es gestionado por la Diputación jiennense en los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia. Para su prestación, la Diputación cuenta con las empresas Clece y Macrosad.

Medina también ha subrayado el efecto positivo que sobre el empleo provoca la ayuda a domicilio, fundamentalmente en el empleo de la mujer, pues la gran mayoría de las 2.038 auxiliares domiciliarias que atienden a las personas usuarias son mujeres.

En cuanto a la situación de dependencia en la que se encuentran las 6.961 personas atendidas, la mayor parte, cerca de un 70 por ciento, presentan una dependencia severa de Grado II. Los cuidados y atenciones que reciben estas personas previenen el deterioro de sus capacidades funcionales que, de no recibirlos, provocarían una situación de necesidad de atención en un centro residencial.

"Los servicios de proximidad como el Servicio de Ayuda a Domicilio son fundamentales en unos tiempos en los que el envejecimiento de la población es una realidad demográfica. Tanto las personas mayores como todas aquellas que tienen limitada su autonomía funcional independientemente de su edad desean permanecer en sus domicilios, con sus seres queridos, sus amistades y sus vecinas y vecinos", ha comentado.

La vicepresidenta primera ha apuntado, además, que este tipo de prestaciones sociales "ayudan a mantener sus facultades y a suplirles en aquellas tareas cotidianas para las que tienen unas dificultades mayores".

En concreto, la atención ofrecida por el Servicio de Ayuda a Domicilio comprende el apoyo en la realización tanto de tareas de carácter doméstico, entre las que figurarían todas las relacionadas con el cuidado y mantenimiento del hogar, como en tareas de carácter personal, tan fundamentales como la alimentación y el aseo.

Otro aspecto fundamental que hay que valorar es el apoyo social. Las personas atendidas reciben en su domicilio varios días en semana a una persona profesionalmente formada también para prestarle compañía, afecto y para facilitarle el respaldo necesario para mantener actividades de contacto social como paseos o visitas a otras personas.

"Tanto el empleo generado por el Servicio de Ayuda a Domicilio como la atención que ofrece en los domicilios de las personas usuarias confieren a este servicio un valor añadido muy importante para la Diputación Provincial como es el de contribuir a fijar la población a su territorio, tanto de las personas atendidas como de las personas que las atienden", ha concluido Medina.

Para leer más