Unos 10.400 trabajadores andaluces se desplazaron este verano a la vendimia francesa, según UGT y CCOO

Campo.
JUNTA DE ANDALUCÍA/Archivo
Publicado 17/09/2018 14:01:14CET

SEVILLA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Unos 10.400 trabajadores andaluces se han desplazado este año a la vendimia francesa, según los datos facilitados por los sindicatos UGT y CCOO, que han alertado del incremento de temporeros contratados por empresas de trabajo temporal.

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Andalucía ha señalado que el descenso en el número de temporeros respecto del año pasado se debe "tanto al leve crecimiento de la economía, como a las consecuencias del pedrisco caído a finales de mayo en las zonas de Burdeos, Las Landas y Pirineos Atlánticos, que ha afectado a entre 2.500 y 3.000 explotaciones de uva en el país vecino", según han indicado.

Jaén sigue siendo la provincia española desde donde más personas acuden a la vendimia francesa, con 3.500 trabajadores. Le siguen Granada, con 3.000, y Cádiz, con 2.000. Por su parte, Almería, Málaga y Granada aportan un total de 1.900 temporeros a la vendimia francesa, mientras que de Huelva y Sevilla no se desplazó ningún trabajador, según los datos de CCOO-A facilitados a Europa Press.

El 90 por ciento de los vendimiadores suelen repetir al año siguiente, dependiendo el salario que recibirán de la categoría profesional en la que hayan sido contratados --cortador, vaciador o porteador-- y del departamento francés en el que trabajen.

En todo caso, "nunca será inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento, que está fijado en 9,88 euros por hora", lo cual "contrasta con los 6,54 euros por hora de media que perciben en España", han indicado desde UGT-A.

Hay que señalar que la jornada laboral en Francia es de 35 horas semanales y que, al superarlas, se cobran horas extraordinarias. Así, las horas trabajadas que superen las 35 horas semanales mejoran en un 25 por ciento el salario, y las que superen las 43 horas semanales, lo hacen en un 50 por ciento.

Otro reclamo lo constituyen las prestaciones familiares que se generan por cotizar en Francia. En general, los vendimiadores andaluces han permanecido en el país vecino entre 20 y 25 días. Algunos grupos se han quedado para realizar la vendimia más temprana y luego se han trasladado a zonas con recogida tardía, permaneciendo en territorio francés entre 40 y 50 días.

UGT-A ha advertido a los vendimiadores sobre las ofertas de empleo donde se solicitan cuadrillas enteras, con buenas condiciones de trabajo, pero en las que "se reclama una cantidad de dinero en concepto de transporte o para la traducción de documentos, por tratarse de casos que esconden fraudes o explotación laboral".

Ante estos casos, el sindicato ha reiterado que, para garantizar el cumplimiento de las condiciones socio-laborales exigibles y preservar sus derechos, es necesario que los trabajadores "exijan al empresario francés el contrato en origen y tengan previsto el alojamiento a fin de evitar sorpresas desagradables".