6 de junio de 2020
 
Publicado 10/04/2020 13:46:33 +02:00CET

La Audiencia de Jaén sigue esperando la llegada del caso Matinsreg para su señalamiento

Audiencia Provincial de Jaén
Audiencia Provincial de Jaén - EUROPA PRESS - Archivo

JAÉN, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén sigue a la espera de que le llegue la causa sobre Matinsreg para poder fijar fecha y hora para su enjuiciamiento. La causa, los numerosos recursos que han ido presentando las partes a cada decisión judicial e incluso, del secretario judicial.

Según se ha indicado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a Europa Press, todavía quedan un par de recursos por resolver. Cada uno de los asuntos hay que dar traslado al resto de partes personadas y luego ya es cuando el juez resuelve, de ahí que los plazos se estén alargando tanto en el tiempo y de que todavía el juzgado no haya podido remitir el caso a la Audiencia.

Al ser la Sección Segunda la que se pronunció sobre los recursos, el enjuiciamiento como tal le corresponde a la Sección Tercera. En un principio se esperaba que la causa pudiera ser enjuiciada en junio, pero por el momento sigue sin haber fecha. Fuentes judiciales han indicado a Europa Press que todo apunta a que el juicio se fijará pasadas las vacaciones de verano, máxime con el parón judicial que está habiendo con el coronavirus.

Y es que una vez que se recupere la normalidad, las agendas de señalamientos también tendrán que volver a buscar fecha para todos aquellos juicios que se han tenido que aplazar como consecuencia del coronavirus.

Desde el pasado mes de noviembre está dictado el auto de apertura de juicio oral en el que se fijaba una fianza de 6,5 millones de euros a los nueve procesados por el caso Matinsreg, entre ellos el exalcalde de Jaén y ex secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya.

El auto establecía también otra fianza de seis millones de euros que le reclama a las mercantiles Matinsreg; AIM Consultoría Técnica y de Calidad; Merino y Fernández Consultoría Técnica; y Air Estudio Arquitectura e Ingeniería. También como supuestos partícipes a título lucrativo se reclama en concepto de fianza casi 210.000 euros a Comidid SL y 50.820 euros a Cobo&Sanz.

En esta causa, el Ministerio Fiscal ha dejado libre de toda responsabilidad por Matinsreg a José Enrique Fernández de Moya y a otra de las investigadas mientras que sí que presenta acusación contra siete de las nueve personas procesadas por esta causa.

En su escrito de calificación provisional el Ministerio Público sólo apunta a nivel municipal como máximos responsables de la trama al que fuera teniente de alcalde, Miguel Ángel García Ánguita (PP), y al entonces concejal de Mantenimiento Urbano, Manuel del Moral (PP), así como al técnico municipal A.S.G..

Para estos tres acusados, el Ministerio Fiscal pide nueve años de prisión, seis como presuntos autores de un delito de malversación de caudales públicos en concurso medial con el delito de falsedad documental, y tres años más por el delito de cohecho, además de multa de 7.200 euros. También reclama su inhabilitación para cargo o empleo público durante 25 años.

Para otros tres acusados solicita penas de siete años de cárcel por malversación de caudales públicos y seis años para el último de los acusados por el mismo delito.

Asimismo, el Ministerio Fiscal pide que los siete acusados indemnicen al Ayuntamiento de Jaén en 4,9 millones de euros, cantidad en la cifra el perjuicio económico causado al Consistorio jiennense.

En el escrito de nueve páginas del Ministerio Fiscal, se establece que los empresarios J.M.A.; I.H.C.S. y L.G.G.V., "puestos de común acuerdo y animados de lucro acordaron que las facturas que presentaran al Ayuntamiento de Jaén contuvieran conceptos no ajustados a la realidad como precios de los productos usados muy superiores al real, cantidad de estos productos utilizada igualmente muy superior a la realmente utilizada, horas de trabajadores también que no se correspondían con la realidad".

El objetivo, según el fiscal, era "elevar el importe de las mismas y obtener de las arcas municipales unos beneficios ilícitos". Añade que dicho acuerdo era conocido tanto por Miguel Ángel García Anguita como por Manuel del Moral, que como responsables del Ayuntamiento, "facilitarían" al resto de acusados "la consecución de su plan".

Para ello permitirían que las facturas que presentara Matinsreg "fueran aceptadas, visadas y conformadas por el técnico municipal correspondiente de la Oficina de Control de Empresas de la Concejalía de Mantenimiento, así como por el concejal dándoles con ello apariencia de legalidad a fin de que fueran finalmente abonadas por el Ayuntamiento".

El importe total de dichas facturas emitidas entre agosto de 2012 y septiembre de 2013 asciende, según recoge el escrito de Fiscalía, a la cantidad de 4.319.373,83 euros, incluyendo partidas inciertas referidas a los precios de los productos químicos utilizados al facturar al Ayuntamiento dichos productos por unos precios "muy superiores" a los pagados por su adquisición por Matinsreg.

La facturación de mano de obra también comprendía un número de horas "excesivo que no se ajustaba a la realidad" pues se facturó por un importe total durante el periodo ya expuesto la cantidad de 1.392.090,66 euros (sin IVA) que corresponden a un total de 48.236 horas, que equivale a un número de trabajadores en la mayoría de los
meses del periodo citado, comprendido entre 22 a 29 que la empresa Matinsreg "nunca tuvo contratados".

Además, el fiscal señala que tanto los dos responsables públicos como el técnico municipal lograría también favores de contratación de familiares y conocidos por parte de Matinsreg y empresas vinculadas a la misma.

Según se desprende del escrito del Ministerio Fiscal, José Enrique Fernández de Moya estuvo al margen y no era conocedor de la trama. Establece que los múltiples reparos a las facturas realizados por el interventor por ausencia contractual se levantaron por acuerdo del pleno con el apoyo de 16 concejales, que al igual que el alcalde, "desconocían la mendacidad de las facturas" y basándose "en la existencia de crédito para aprobar el pago de unos trabajos que formalmente aparentaban haberse realizado".

Precisamente, la defensa de José Enrique Fernández de Moya, que ya ha presentado su escrito, sigue al pie de la letra el argumento del Ministerio Fiscal para reclamar la absolución del exalcalde de Jaén.

Por su parte, el Ayuntamiento de Jaén reclama seis años de cárcel para Fernández de Moya, y el PSOE pide que se le condene a once años de prisión por delitos de por delitos de prevaricación, malversación continuada y cohecho.

Tanto Fernández de Moya como Miguel Ángel García Anguita ya solicitaron su baja cautelar de militancia en el PP una vez que conocieron que la Audiencia de Jaén rechazó todos los recursos de apelación.

ORIGEN

El origen de esta causa está en la querella interpuesta por el grupo municipal socialista a finales de 2017 y en la que se apuntaba a pagos "inflados" a Matinsreg, empresa a la que supuestamente se había adjudicado 'a dedo' el servicio de las fuentes ornamentales en la ciudad cuando Fernández de Moya era alcalde de Jaén, en 2012.

El auto inicial recogía que Fernández de Moya como alcalde de Jaén "vino ordenando personalmente los pagos a realizar a dicha empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento". En dichos reparos "se aludía precisamente a la ausencia de todo procedimiento, soporte contrato o relación de toda índole de Matinsreg con el Ayuntamiento de Jaén".

Además, las facturas que la empresa zamorana pasaba al cobro recogían supuestamente trabajos que no se habían realizado, o a los que se incluían un número de horas y operarios que no se correspondía con la realidad y materiales cuyo precio en el mercado estaban muy por debajo de lo que luego desde Matinsreg facturaba al Ayuntamiento.