El Cabildo restaura las pinturas de la Capilla de San Pelagio en la Mezquita-Catedral de Córdoba

Córdoba.- El Cabildo restaura las pinturas de la Capilla de San Pelagio en la Mezquita-Catedral
CABILDO CATEDRAL DE CÓRDOBA
Publicado 06/05/2019 16:59:04CET

CÓRDOBA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo Catedral de Córdoba, en el marco de la constante labor de conservación que lleva a cabo en la Mezquita-Catedral, ha procedido recientemente a la restauración de las pinturas de la Capilla de San Pelagio, inscrita en la propia Catedral de la Diócesis cordobesa, con una inversión de 131.000 euros asumida íntegramente por el propio Cabildo.

Según ha informado la institución capitular, esta capilla, ubicada en el costado Sur de la nave del coro, cuenta con una serie de interesantes composiciones pictóricas que, tras esta intervención lucen en todo su esplendor.

La capilla cuenta con un lienzo central, que data de 1645 y es obra del pintor Antonio del Castillo, con el tema del 'Martirio de San Pelagio', además de con otras pinturas de los mártires cristianos cordobeses, que se localizan en los medios puntos.

La detección de diversas patologías determinó la necesidad de esta intervención para su correcta conservación. De este modo, en referencia a los motivos murales y ornamentales mencionados, se han ejecutado labores de limpieza y consolidación, mientras que la actuación del lienzo que preside la capilla ha consistido en su tensado, limpieza, reentelado, reintegración y aplicación de una capa de protección.

La obra del pintor Antonio del Castillo tuvo como destino la capilla del canónigo Lupercio González de Moriz. En ella y por vez primera el autor otorgó a su obra la concepción escenográfica propia de su pintura de historia.

Para ello, dotó a la composición de un fondo paisajístico y la articuló en dos planos diferenciados en el que se desarrollan dos escenas independientes, pero a la vez complementarias. En el primero de ellos se observa a Pelagio ante el califa Abderramán III, quien ordena su ejecución, mientras que en el plano secundario se recoge la representación de martirio de San Pelagio. La firma del autor, se encuentra en el suelo de la escena principal, bajo el pie del joven.

Contador