Actualizado 10/03/2007 14:56 CET

Granada.- Zarrías dice que la Justicia tiene que acabar con cualquier "brote de corrupción" como el de Alhendín

CAZORLA (JAÉN), 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, aseguró hoy que "la Justicia tiene que actuar para acabar con cualquier mínimo brote de corrupción", en relación a la dimisión del alcalde de Alhendín (Granada), José Guerrero (PP), al sentirse "presionado" por los escándalos de supuesta corrupción urbanística aparecidos en la localidad granadina después de que uno de sus concejales fuese imputado por el juez por este motivo.

En declaraciones a los periodistas en Cazorla (Jaén), Zarrías precisó que tanto la Justicia como los partidos políticos "tienen la obligación de erradicar cualquier brote de corrupción", por lo que "hay que darle a la Justicia todos los instrumentos necesarios para que pueda llegar hasta el final", apuntó.

La dimisión del alcalde de Alhendín se produce un día después de que asumiera los cargos que ostentaba el edil Manuel Fernández, que también presentó su dimisión el miércoles, después de ser detenido el pasado lunes y puesto en libertad con cargos el martes por la posible comisión de los delitos de cohecho, prevaricación, prevaricación urbanística, fraude y exacciones ilegales, y alteración de precios en concurso público.

De este modo el regidor, que tenía previsto presentarse a la reelección a la Alcaldía en dicho municipio, asumió las áreas que eran cargo de Fernández hasta la celebración de los comicios municipales, según fuentes del PP consultadas por Europa Press.

Manuel Fernández quedó en libertad bajo fianza de 18.000 euros por la posible comisión de los delitos mencionados en su gestión al frente de las áreas de Urbanismo y Economía en el Ayuntamiento de Alhendín, en relación al polígono 'Marchalhendín' y la construcción de la urbanización 'Novosur'.