Actualizado 08/09/2008 18:57 CET

Jaén.- La DO Sierra de Cazorla apuesta por técnicas respetuosas con el medio ambiente para luchar contra las plagas

JAÉN, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra de Cazorla aboga por erradicar las plagas a través de técnicas respetuosas con el medio ambiente. En este sentido, técnicos del organismo trabajan en la actualidad y hasta las dos semanas previas a la apertura de las almazaras, en la aplicación de tratamientos contra la picadura de la mosca.

Uno de los técnicos del Consejo Regulador, Juan Antonio Marín, explicó en un comunicado que esta práctica permite reducir más del 50 por ciento la picadura de moscas en los frutos de los olivos. "El objetivo es lograr un índice lo más bajo posible de picado y obtener, de cara a la próxima campaña 2008-2009, un aceite de la máxima calidad", indicó el especialista, quien añadió que se están aplicando tratamientos, tanto aéreos como terrestres, en 30.000 hectáreas de olivar de la comarca.

Los tratamientos aéreos, que han comenzado en las zonas más frescas de montaña, se están centrando en las localidades de Chilluévar, La Iruela, Santo Tomé y Cazorla, al norte de la comarca, donde la efectividad está siendo "muy alta". En la parte sur, junto al Parque Natural también existen zonas con problemas en los términos municipales de Quesada y Huesa donde también se van a llevar a cabo los tratamientos.

Por su parte, el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, Enrique Martínez, afirmó que se tiene especial cuidado en parcelas de olivar ecológico y en el Parque Natural de Cazorla, donde se aplican productos de origen biológico y apropiados para este tipo de zonas de manera manual.

Desde la DO Sierra de Cazorla hacen énfasis en el cuidado y tratamiento de los olivares durante todo el proceso, pero, en especial, durante la maduración del producto, con la finalidad de seguir produciendo aceite de alta calidad y favorecer la producción. En este sentido, el organismo apuntó a una próxima campaña positiva en cuanto a la cantidad y la calidad del producto, en la que se calcula una producción media de 40 kilos de aceituna por árbol, aunque todo dependerá de las lluvias en otoño.