Juanma Moreno reclama a los partidos "responsabilidad y estabilidad" de cara a los Presupuestos de Andalucía para 2019

Juanma Moreno: "Estamos cambiando la relación con los andaluces, de sumisión a confianza"
EUROPA PRESS - JESÚS PRIETO
Publicado 14/05/2019 15:23:49CET

SEVILLA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado este martes "responsabilidad y estabilidad" al resto de fuerzas políticas de cara a los próximos presupuestos de la Comunidad para 2019. "Espero el apoyo de todas las fuerzas políticas que apoyaron el gobierno del cambio y el de la sociedad en general", ha apuntado.

Así lo ha señalado en su intervención para presentar al director del diario 'El Mundo', Francisco Rosell', en un almuerzo-coloquio en Sevilla, en el que ha insistido en que esta estabilidad y responsabilidad es "fundamental para Andalucía".

El jefe del Ejecutivo andaluz ha destacado las grandes cifras del proyecto de Presupuestos de la comunidad para 2019, con 36.465 millones, un cinco por ciento más, y que incluyen 1.700 millones más para "consolidar" los servicios públicos esenciales y atraer la inversión.

Cabe recordar que el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, --que ha asistido al almuerzo-coloquio-- ha adelantado este martes en Consejo de Gobierno, que el gasto público en sanidad crecerá un ocho por ciento y en educación un tres por ciento en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2019, primero elaborado por el gobierno de coalición de PP y Ciudadanos (Cs).

Por último, Moreno ha insistido en que el cambio que se está produciendo en Andalucía "no es solo de presidente y de gobierno" sino que "de verdad se está cambiando nuestra tierra". En este sentido, ha advertido del cambio que se está produciendo en la relación con los andaluces con la llegada del PP y Cs al gobierno de la comunidad, pasando de "la sumisión a la confianza", buscando "el progreso económico de Andalucía", lo que, a su juicio, es "incompatible con el clientelismo".

Contador