Lorente vaticina que el diagnóstico genético será en 10 años "tan imprescindible" como una radiografía

Actualizado 08/05/2008 20:50:04 CET

Lamenta que en los estudios del MIR actuales la genómica es una materia "tristemente secundaria"

GRANADA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Genómica y Oncología Genética (GENYO), José Antonio Lorente, vaticinó hoy que el diagnóstico genético será dentro de 10 años "tan imprescindible como lo pueden ser en la actualidad una radiografía o un electro" como un instrumento de diagnóstico preventivo en la atención primaria.

Lorente, quien participa en el 'III Congreso Andaluz de Médicos de Atención Primaria', que está organizando en Granada la sociedad médica Semergen-Andalucía, sostuvo que los más relevante del diagnóstico genético "es la información que estos médicos pueden conseguir para confirmar un diagnóstico complejo, así como para ajustar el tratamiento, valorar el pronóstico o hacer prevención con familiares".

Este experto, quien precisamente moderará la mesa 'Aplicaciones de la Genómica en la consulta del médico de atención primaria: ¿Es una herramienta útil para la prevención?', apostó por la introducción de la genómica en los planes universitarios de estudios de medicina, tras lamentar que actualmente en los estudios del médico residente internista (MIR) "la genómica es tristemente --una materia-- secundaria".

"El futuro de la genómica es el futuro de la medicina y viceversa, sin que ello implique que toda la medicina sea genómica", puntualizó Lorente, quien declaró que en el caso de la atención primaria esta herramienta "siempre será paralela a la relación humana médico-paciente que es lo más importante en medicina".

Además, defendió que el uso del test genético en la consulta del médico de familia "no genera efectos negativos si se emplea bien", por lo que consideró que para popularizar la genómica "hay que mostrar sus efectividad real en los casos del día a día y huir de las investigaciones muy experimentales que prometen soluciones a problemas complejos".

Al hilo de ello, lamentó que muchas personas "suelen tratar a la genética y a la investigación como algo mágico, generando muchas veces falsas esperanzas en el conjunto de la población".

Agregó que otra de las críticas que recibe esta herramienta son los elevados costes de sus pruebas, si bien consideró que los mismos "quedarán totalmente amortizados porque la genómica ayudará a diagnosticar mejor, a prevenir y a poner los tratamientos más adecuados". En opinión de este experto, "lo importante es que esto se pueda hacer en un gran número de enfermedades".

En cualquier caso, advirtió de que en la actualidad las aplicaciones genómicas "son realmente escasas para lo que pueden hacer tanto en España como en Andalucía". En lo tocante a la comunidad andaluza, recordó que existe un Plan de Genética "que incorpora el uso de estas pruebas, con lo que se avanzará más y mejor".

"Mientras se va desarrollando es muy importante el esfuerzo de formación continuada a través de las sociedades profesionales, en sus congresos y en sus publicaciones", concluyó.