Susana Díaz pide una "responsabilidad compartida" y "obligatoria" en la UE ante inmigración y mayor dotación de recursos

Susana Díaz
JUNTA DE ANDALUCÍA/ARCHIVO
Publicado 07/09/2018 19:22:38CET

CARCASSONNE (FRANCIA), 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha hecho este viernes un llamamiento a una responsabilidad compartida y "obligatoria" de todos los países de la Unión Europea (UE) ante el drama de la inmigración y la llegada masiva de inmigrantes a costas de regiones europeas como la andaluza, al tiempo que ha demandado una mayor dotación de recursos para reforzar servicios que hay que prestar a estas personas, como el sanitario, y para combatir a las mafias que trafican con seres humanos.

Así se ha pronunciado Susana Díaz durante su participación, en Carcassonne, como ponente en la mesa redonda 'Instrumentos para fomentar la innovación social: Posibilidades de financiación y creación de ecosistemas de innovación', una reunión preparatoria del dictamen del Comité de las Regiones sobre el Fondo Social Europeo para el periodo 2021-2027 que se debatirá en diciembre en Bruselas.

La presidenta ha dedicado parte de su intervención a hablar del problema de la inmigración que está afectando a regiones europeas como Andalucía y que, según ha expuesto, no puede recaer en exclusiva sobre los países y las fronteras del sur.

Tras abogar por una mirada "realista y solidaria con el sur", Susana Díaz ha señalado que en la Unión Europea tiene que haber "una responsabilidad compartida" de todos sus miembros y se tienen que tomar medidas como poner recursos en origen para combatir a las mafias y los traficantes de personas, de tal manera que se den posibilidades de desarrollo a los países de origen de los inmigrantes.

Asimismo, ha indicado que también hay que garantizar dos ámbitos, el de la integración social y el de la integración laboral de los inmigrantes.

Susana Díaz ha querido referirse al caso concreto de los Menores extranjeros no acompañados (MENA) que han llegado a las costas andaluzas en lo que va de año, unos 4.000, apuntando que ni uno solo ha dejado de ser atendido por la administración autonómica. Ha señalado que, al igual que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha echado en falta una respuesta compartida en la Unión Europea para hacer frente a la inmigración.

Ha advertido de que si no hay esa respuesta compartida, estaremos viendo cómo este fenómeno va a ser utilizado por quiénes "quieren combatir la UE". Ahí están, según Díaz, el "populismo y el nacionalismo xenófobo y excluyente", que son dos riesgos que se podrían combatir, por ejemplo, con un buen uso del Fondo Social Europeo.

Ha insistido en que cuando los inmigrantes están en territorio europeo,
"la responsabilidad tenemos que compartirla por parte de todos" y que sea de manera obligatoria, porque no debe valer solo con una advertencias a aquellos países que se niegan a asumir su parte de responsabilidad. Ha recalcado que tiene que haber medidas que obliguen más allá del voluntarismo y al mismo tiempo que contribuyan a reforzar los servicios públicos fundamentales, como el sanitario.

Susana Díaz ha mostrado su preocupación por que el fenómeno de la inmigración que se está viviendo actualmente, fundamentalmente debido a personas que huyen del hambre, pueda ser un "caldo de cultivo para quienes quieren sembrar la xenofobia, el odio y el racismo" en la UE.

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES EN LA UE

De otro lado, la presidenta ha destacado que Andalucía ha sabido sacar partido y cumplir con los objetivos que tiene la UE en el ámbito de la convergencia y la cohesión social y territorial. Ha señalado que desde que España forma parte de la UE, Andalucía ha triplicado su PIB o se ha incrementado en 14 puntos la tasa de empleo.

Esto demuestra, en su opinión, que los fondos europeos sirven de mucho para ayudar a mejorar la vida de las personas y garantizar la igualdad de oportunidades. Ha señalado que, en los peores años de la crisis económica, Andalucía mantuvo su estado del bienestar y mejoró servicios como la educación, la sanidad y la Dependencia, incluso innovando.

Ha señalado que esas crisis económica y la defensa de algunos de la austeridad a ultranza y de los recortes generó un desapego de los ciudadanos hacia lo público, los gobiernos o la propia construcción europea. Ha indicado que la crisis no habrá tenido su fin hasta que las heridas que provocó a miles de ciudadanos y familias quedan cicatrizadas.

En este sentido, se ha mostrado convencida de las oportunidades que representa el Fondo Social Europeo para el periodo 2021-2027, donde la prioridad tiene que ser el empleo y, especialmente, el empleo juvenil.

Ha advertido de que si hay una tasa muy elevada de desempleo juvenil, se estará frustrando a generaciones que tienen que ser las protagonistas de los próximos años de la construcción europea. Sin duda, según Susana Díaz, "hay que cuidar de esa generación que tiene que ser la protagonista de seguir dando a la UE el sentido en la defensa de los valores que representamos".

Asimismo, Susana Díaz se ha referido a la necesidad de "innovar en lo social" para garantizar que los servicios públicos "no sean reversibles", especialmente la sanidad. Ha abogado por fondos de formación destinados a seguir siendo vanguardia, innovadores y hacer frente a quienes quieren hacer negocio con la salud de las personas.

Susana Díaz ha insistido en que el sector sanitario público se tiene que blindar ante cualquier tipo de especulación, porque, sin duda, va a ser uno de "los más apetecibles para quienes de alguna manera quieran hacer negocio en los próximos años".