La UJA participa en un estudio sobre la cubierta vegetal natural y su papel de reservorio de biodiversidad

Matorral mediterráneo en Calblanque
Matorral mediterráneo en Calblanque - DANIEL RODRÍGUEZ
Publicado: viernes, 5 abril 2024 18:37

JAÉN, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El investigador de la Universidad de Jaén (UJA) Julio M. Alcántara, catedrático de Ecología y miembro del Instituto Interuniversitario de Investigación del Sistema Tierra en Andalucía, ha participado en un nuevo estudio que analiza cómo algunas especies vegetales contribuyen al establecimiento de otras plantas en condiciones climáticas adversas.

En el estudio, recientemente publicado en la revista Ecology Letters, se muestra cómo las plantas se distribuyen geográficamente en función de distintas variables, entre ellas las condiciones climáticas. Si estas condiciones varían, pueden tener efectos notables sobre dicha distribución.

Este estudio analiza de qué forma las plantas facilitadoras ayudan al establecimiento de otras en condiciones climáticas diferentes a las de su nicho habitual, contribuyendo a la estructura de las comunidades vegetales así establecidas.

El estudio comprendió 28 localidades distribuidas a lo largo del sur de la Península Ibérica. El área muestreada abarca un amplio rango de condiciones ambientales tanto en términos de temperatura como de precipitación, incluyendo tres tipos climáticos principales como son el clima mediterráneo, mayoritariamente hacia las zonas centro y oeste; el clima semiárido, que cubre mayoritariamente la parte oriental de la región de estudio; y el clima alpino-mediterráneo en las cumbres montañosas.

Se registraron un total de 26.252 individuos de 141 especies vegetales distintas. Los resultados muestran que las plantas facilitadoras proporcionan una protección, en forma de cubierta vegetal, para otras especies que tendrían muy complicado sobrevivir en ambientes más cálidos y áridos, o con temperaturas más frías.

Según la UJA, "las implicaciones de estos resultados son muy importantes en el contexto actual de cambio climático" ya que la amortiguación frente a altas temperaturas "podría ser clave en el mantenimiento de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que esta ofrece en los climas típicamente mediterráneos, donde las temperaturas extremas pueden ser letales para las plántulas".

El tipo de estudio desarrollado por este equipo permite observar patrones de distribución de plantas poniendo el foco de atención en las condiciones microclimáticas, frente a los estudios habituales que analizan las condiciones climáticas a una escala macro. Este cambio de escala supone un salto en los estudios en ecología de plantas.

Leer más acerca de: