El 25% de las urgencias pediátricas actuales en Quirónsalud Infanta Luisa son por broquitis y neumonía

El 25% de las urgencias pediátricas actuales en Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla son por broquitis y neumonía
El 25% de las urgencias pediátricas actuales en Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla son por broquitis y neumonía - QUIRÓNSALUD INFANTA LUISA DE SEVILLA
Publicado: miércoles, 1 mayo 2024 15:18

SEVILLA, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Urgencias del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla ha puesto de manifiesto un repunte en el número de casos de bronquitis y neumonía que se están atendiendo en estas últimas semanas en sus urgencias pediátricas, siendo uno de cada cuatro niños los que acuden con estos síntomas. Asimismo, en el caso de los adultos, se observa también un incremento del 20% en sus urgencias debido al aumento de afecciones respiratorias de vías altas.

Así, la coordinadora del Servicio de Urgencias Generales del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, la doctora Auxiliadora Caballero, ha apuntado en un comunicado que la actividad en urgencias generales de adulto se ha visto incrementada en un 20% en el mes de abril de 2024 con respecto al año 2023.

A su juicio, "en gran medida debido al aumento de afecciones respiratorias de vías altas que se están viendo, influenciado probablemente por la climatología, así como el periodo estacional en el que nos encontramos, donde se reagudizan los procesos alérgicos que también afectan y provocan síntomas relacionados con las vías respiratorias altas".

En este sentido, el pediatra del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa Juan Ramón Prieto Massoni ha explicado que, en el caso de los niños, se ven agudizadas las afecciones respiratorias con casos de bronquitis y neumonía, que están representando el 25% de las atenciones en urgencias pediátricas y el 40% de los ingresos que se están efectuando en su planta hospitalaria. La neumonía provoca la infección de los alvéolos pulmonares pudiendo llenarse estos de líquidos o pus, provocando así síntomas como tos o dificultad para respirar.

"La clínica típica consiste en fiebre y tos, los niños más mayores pueden referir dolor en un costado, ya que es frecuente el dolor abdominal en el caso de las neumonías basales cercanas al diafragma, mientras que en los lactantes es habitual una mayor sintomatología general --irritabilidad, insomnio, diarrea, rechazo del alimento y vómitos, entre otros--", ha apostillado, al tiempo que ha subrayado que "la neumonía es una de las infecciones más frecuentes en la infancia, sobre todo en los menores de cinco años". "Entre los factores de riesgo, se incluyen prematuridad, no recibir lactancia materna, exposición pasiva al humo del tabaco, malnutrición, asistencia a guardería, existencia de infecciones respiratorias recurrentes y antecedentes de sibilancias o de otitis medias".

Por su parte, Andrés Alberto Osuna Vera, también pediatra del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, describe la bronquitis como el cuadro clínico producido por la inflamación de la vía aérea inferior, en particular los bronquios, asociada a infecciones por virus hasta en el 90% de los casos, mientras que el 10% restante se relacionan con infecciones bacterianas.

El síntoma predominante es tos, con o sin expectoración, por lo general de pocos días, y suele aparecer junto con otros procesos de vías respiratorias altas, como el catarro común. "Los vómitos, provocados por la tos o las "flemas" son frecuentes, así como otros síntomas como fiebre, malestar general, ronquera y el síntoma más temido: dificultad para respirar", ha añadido.

"La duración de la enfermedad es muy variable, pero suele estar entre tres y catorce días dependiendo de la edad del niño, la severidad del cuadro y la respuesta al tratamiento", ha apuntado Osuna Vera, quien ha precisado que, al ser de origen vírico, ésta suele contagiarse en la escuela o en casa de sus convivientes, si bien, por lo general, "no son necesarias medidas excepcionales de aislamiento, salvo evitar acudir al colegio si hay fiebre, dificultad para respirar o malestar general".

Al hilo, María del Mar Ruiz Montero, doctora del Servicio de Urgencias Generales del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha puntualizado que, en cuanto a los adultos, las afecciones de vías altas pueden progresar en infecciones en las vías bajas convirtiéndose también en episodios de bronquitis o neumonía, siendo los principales síntomas la fiebre, tos, producción de esputo, dolor torácico pleurítico, sensación de falta de aire y aumento de la frecuencia respiratoria y cardiaca.

"El pronóstico es excelente para los pacientes relativamente jóvenes y saludables, pero no hay que olvidar que muchas neumonías son graves o incluso mortales en los pacientes ancianos y enfermos, por ello para prevenir la neumonía existen vacunas para determinados tipos que se ofrecen a personas vulnerables o de mayor riesgo", ha subrayado la doctora, que, con respecto a la bronquitis, ha destacado la mucosidad nasal, dolor de garganta y cansancio, tos, seca inicialmente y posteriormente productiva, con mucosidad como señales de esta afección. "La bronquitis aguda en sí no causa complicaciones graves, sin embargo, la tos puede durar de dos a tres semanas o incluso más", ha dicho.

Leer más acerca de: