Clausura de curso del proyecto ALA contra absentismo y mejora de convivencia en los IES de Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

El delegado municipal de Educación, Pablo Chain, ha asistido a la clausura y ha señalado que es un proyecto de intervención social socioeducativo que contribuye a mejorar las competencias personales y sociales del alumnado.
El delegado municipal de Educación, Pablo Chain, ha asistido a la clausura y ha señalado que es un proyecto de intervención social socioeducativo que contribuye a mejorar las competencias personales y sociales del alumnado. - AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA.
Publicado: martes, 11 junio 2024 12:56

   ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Proyecto ALA contra el absentismo escolar, la mejora de la convivencia y la motivación a presente y futuro del alumnado de Secundaria en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha clausurado este martes el curso 2023-2024. Impulsado por el Ayuntamiento, a través de la delegación municipal de Educación en colaboración con las Ampas, ha contado con la participación activa de 600 estudiantes.

   Tras la buena acogida de años anteriores por parte de la comunidad educativa, en esta edición el programa se ha extendido a los seis centros públicos de Secundaria: IES Albero, IES Alguadaira, IES Cristóbal de Monroy, IES Hienipa, IES Profesor Tierno Galván e IES Doña Leonor de Guzmán, ofreciendo recursos al global de alumnado y participando activamente de algunas de las actividades en torno a 600 estudiantes, especialmente de primero y segundo de la ESO.

   Representantes de las directivas de los centros, la comunidad educativa, la Asociación Albores y del Ayuntamiento han acompañado en la mañana de este martes a un amplio grupo de jóvenes en un Foro de Encuentro y Convivencia Juvenil con exposiciones del alumnado, actividades y dinámicas que fomentan la adquisición de habilidades sociales básicas y competencias para la vida.

   Desde el Ayuntamiento se ha recordado que el Proyecto ALA aborda el absentismo y las conductas disruptivas desde "una visión conjunta teniendo en cuenta todos los agentes sociales implicados en busca de soluciones y la obtención de buenos resultados". También se ha incidido en que "gracias a la gran acogida y buena aceptación del programa, Alcalá se ha convertido en eje y escaparate del derecho a la educación y la prevención del absentismo en favor de la convivencia, la tolerancia y la motivación". "Es una iniciativa con la que desde el Consistorio se apoya a la población más joven".

   El delegado de Educación, Pablo Chain, ha señalado que "es un proyecto de intervención socioeducativo que contribuye a mejorar las competencias personales y sociales del alumnado, mejorar la convivencia, fomentar la participación de las familias y luchar contra el abandono escolar". Igualmente, ha mostrado su agradecimiento a toda la comunidad escolar y Ampas por su implicación.

   En definitiva, la mejora de la convivencia en los centros educativos con alumnado que manifiesta conductas disruptivas y, para ello, el Ayuntamiento destina 15.000 euros de apoyo directo para cada IES. "Es importante ofrecer herramientas a los jóvenes no sólo para aprender conceptos, sino para gestionar emociones, aprender a desarrollarse y disfrutar para aprovechar sus oportunidades", ha dicho Chain.

   El programa ha permitido la ejecución de actuaciones basadas en la búsqueda de alternativas a la expulsión, además de la implicación de las familias en el desarrollo de los itinerarios formativos del alumnado de primero y segundo de la ESO. Siempre desde una actuación profesional y multidisciplinar con la Asociación Albores, formada por profesionales en atención social, educativa, psicológica y sanitaria de la infancia, adolescencia y familia.

   La doctora en Ciencias Sociales y directora de Asociación Albores Andalucía, Cosette Franco, ha puesto en valor "el desarrollo de esta iniciativa gracias al apoyo del Ayuntamiento y su apuesta por fomentar el acompañamiento educativo en itinerarios académicos a través del apoyo al profesorado, constituyendo una herramienta para los equipos docentes, desde una mirada centrada en el talento y valor de la juventud".

   La metodología llevada a cabo permite ofrecer una atención integral a través de la intervención de profesionales de la educación en los espacios informales del centro, como los recreos, así como la realización de más de 300 talleres en aquellos grupos susceptibles de perpetuar problemas de conducta para trabajar la continuidad del itinerario educativo de estos jóvenes pero centrándose en el grupo-clase, en el poder del grupo como recurso educativo.

   Asimismo, se ha ofrecido un aula alternativa para trabajar con los y las menores; contenidos relacionados con la gestión de las emociones, orientación vocacional, prevención de relaciones tóxicas y establecimiento de límites y consecuencias.

Contador

Leer más acerca de: