CSIF exige al Hospital de Valme (Sevilla) garantizar la seguridad en su aparcamiento tras la agresión a un vigilante

Archivo - Imagen de recurso del Hospital de Valme de Sevilla.
Archivo - Imagen de recurso del Hospital de Valme de Sevilla. - HOSPITAL DE VALME - Archivo
Publicado: lunes, 3 junio 2024 15:30

SEVILLA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

CSIF Sevilla, a través de su área de Seguridad Privada, ha exigido a la Gerencia del Hospital de Valme medidas para garantizar la seguridad de profesionales y usuarios en el aparcamiento público gratuito del centro sanitario "tras una nueva agresión" a un vigilante".

Este parking, de 1.500 plazas, "no cuenta con vallado ni control de acceso alguno y en él son cada vez más habituales diferentes episodios de extorsión por parte de agresores habituales", explica el delegado de CSIF Seguridad Privada, Francisco López Jurado, en una nota de prensa.

"Sólo dos vigilantes patrullan el recinto y su presencia no es permanente; se les obliga a que lo hagan por separado, pero desde lo acontecido, se ha ordenado que lo hagan juntos", advierte el sindicato. "Estos profesionales acuden al interior del hospital para intervenciones, una circunstancia aprovechada por agresores habituales para campar a sus anchas. Solicitan dinero por estacionar, circunstancia por la que a diario se da aviso a Seguridad de su presencia".

Esgrime el sindicato que desde hace meses, "su comportamiento es cada vez más agresivo hacia los vigilantes de seguridad, con amenazas, insultos, tirándoles piedras e incluso ejerciendo funciones de observación para detectar su presencia", de modo que "se esconden entre los coches cuando detectan al vigilante y así continúan extorsionando a usuarios y profesionales".

La última agresión aconteció, según informa CSIF, el pasado 31 de mayo, cuando un vigilante de seguridad, perteneciente a la empresa Ilunion Seguridad, fue agredido "de manera brutal" sobre las 19,00 horas. "El profesional observó un vehículo con los cristales bajados y una persona que pedía dinero a quienes estacionaban, ya conocido por el equipo de seguridad".

En este sentido, el vigilante "le invitó a marcharse del recinto y éste, de manera sorpresiva, se abalanzó sobre él, empujándolo y logrando desequilibrarle. El agredido se golpeó la cabeza contra el suelo, quedando aturdido, hecho que el agresor aprovechó para no dejar de golpearlo en la cabeza, ante la total indefensión del vigilante", explica el dirigente sindical.

Recuerda el sindicato que en 2020 el citado hospital inauguró un parking para empleados, con 753 plazas, perimetrado, con un control de acceso y vigilado, "que no sufre el azote de estas personas y que sirve de paso habitual de público y motocicletas para acudir a otros lugares ajenos al hospital (Cortijo de Cuarto y complejo Blanco White)".