Satse condena la agresión a una enfermera en las urgencias del Hospital Virgen del Rocío en Sevilla y exige medidas

Publicado 25/01/2019 15:35:02CET
Concentración para condenar la agresión en el Virgen del Rocío
SATSE

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Delegados del Sindicato de Enfermería, Satse, y profesionales del servicio de urgencias del Hospital Universitario Virgen del Rocío se han concentrado este viernes para condenar la última agresión sufrida por una enfermera de este servicio en el ejercicio de sus funciones, en cuyo marco han reclamado a la dirección del centro hospitalario que adopte las medidas necesarias para poner freno a estas situaciones.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que la agresión se produjo en la noche de este jueves cuando una paciente, tras despertarse de un estado de inconsciencia, propinó golpes y patadas a la enfermera que la atendía en la consulta de urgencias.

Dado el "escaso espacio" de estas consultas, Satse ha lamentado que la enfermera encontró "serias dificultades para zafarse de su agresora que le llegó a agarrar por la cabeza, siendo necesaria la intervención de varios compañeros y vigilantes de seguridad para reducirla finalmente".

Igualmente, los sanitarios han relatado que las agresiones verbales, tales como insultos o amenazas, se producen "a diario" en la puerta de urgencias, al ser el primer referente para los usuarios que llegan al centro hospitalario, en numerosas ocasiones "nerviosos o alterados" por su estado de salud o el de algún familiar.

En este sentido, el sindicato ha señalado que se pondrían adoptar medidas disuasorias y han subrayado la necesidad de reformar las infraestructuras del servicio ya que las consultas son "verdaderas ratoneras".

Por este motivo, desde el Sindicato de Enfermería reclaman a la dirección del centro hospitalario una revisión de los protocolos de seguridad así como el cumplimiento del Plan de Prevención de Agresiones del Sistema Sanitario Público Andaluz en materia de adecuación de infraestructuras e inmuebles y de diseño de los centros sanitarios para garantizar la seguridad de los profesionales en la prestación de la asistencia frente a posibles agresiones.

Satse ha señalado que ya la pasada semana se registró otra agresión a una enfermera en el Hospital Virgen Macarena y otra de mayor gravedad a finales de diciembre en el Hospital Virgen del Rocío, cuando el familiar de una paciente ingresada atacó a un médico, ocasionándole importantes lesiones, además de insultar de forma continua al personal de enfermería.

Para el sindicato, la violencia en el lugar de trabajo --sea física o psicológica-- "constituye un importante problema para el eficaz desarrollo de la actividad profesional que afecta a todos los contextos de trabajo y grupos profesionales, siendo en la actualidad una preocupación prioritaria en el desarrollo de las relaciones laborales en todos los ámbitos".

"Además de afectar a la dignidad de los profesionales que la padecen, suponen una grave amenaza para la prestación eficaz y eficiente de los servicios de cualquier organización, al causar perturbaciones inmediatas, a medio y largo plazo, en todo el entorno laboral", manifiestan desde el sindicato.

Por ello, Satse ha avisado de que continuará trabajando de forma activa en su erradicación con campañas como la iniciada el pasado año, bajo el lema "#Stop agresiones. 'Nada justifica una agresión', con el objetivo de que profesionales, ciudadanos, administraciones públicas y empresas sanitarias privadas sumen esfuerzos para que "ni un solo profesional más sea agredido cuando desempeña su labor".

Para leer más