Publicado 18/11/2015 19:38CET

Los taxistas de Bormujos preparan su segregación del Área Conjunta del Aljarafe en acatamiento de la sentencia

BORMUJOS (SEVILLA), 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Después de que la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anulase la orden emitida en 2014 por la Consejería de Fomento y Vivienda, entonces bajo el mando de Elena Cortés (IU-CA), reincorporando unilateralmente a Bormujos, Tomares y Mairena al Área de Prestación Conjunta del Taxi del Aljarafe, los taxistas de Bormujos prevén reunirse esta semana con el alcalde, Francisco Molina (PSOE), para el "acatamiento" de la resolución.

Un portavoz de los taxistas de Bormujos ha manifestado a Europa Press que aunque la sentencia deriva de las acciones judiciales emprendidas por el Ayuntamiento de Tomares, la resolución "declara ilegal" la orden y sus términos para los tres municipios afectados por la misma, por lo que procede "acatar la sentencia" con un regreso" a "la situación anterior" a la citada orden, es decir la segregación de estos municipios del rea de Prestación Conjunta del Taxi del Aljarafe. Para ello, los taxistas de Bormujos prevén celebrar una reunión estos días con el primer edil de su municipio.

Hablamos del Área de Prestación Conjunta del Taxi del Aljarafe, encomendada a la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe y que aglutinaba en su mejor momento a 31 municipios y 135 licencias de taxi, porque a partir de 2009 sufrió la escisión de Bormujos, Mairena del Aljarafe y Tomares. Y es que los profesionales del sector radicados en los municipios de la primera corona metropolitana recelaban del sistema al sentirse invadidos por los taxistas del resto de municipios agrupados bajo esta figura.

Pero el pasado 17 de junio de 2014, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicaba una orden de la entonces consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IU-CA), según la cual "en el momento actual resulta indubitado que persiste el supuesto de hecho (...) que justificó en su momento la creación" de este sistema, es decir, "que exista interacción o influencia recíproca entre los servicios de transportes de varios municipios, de forma tal que la adecuada ordenación de tales servicios trascienda el interés de cada uno de ellos".

"Ante esta evidencia, no resulta adecuado que los tres municipios citados permanezcan, a efectos de transporte de viajeros mediante el servicio de taxi, como islas dentro de una estructura unificada que les rodea", indicaba la orden. El documento, recogido por Europa Press, zanjaba así la reincorporación de estos municipios, Bormujos, Tomares y Mairena del Aljarafe, al Área de Prestación Conjunta del Taxi del Aljarafe.

VOTO CONTRARIO

Ante esta orden, la Mancomunidad para el Fomento y el Desarrollo del Aljarafe convocó a los 135 titulares de licencia de taxi del total de municipios, para decidir entre dos propuesta para la aplicación concreta del servicio una vez reincorporados las localidades escindidas, siendo aprobado la aplicación del Área Conjunta del Taxi del Aljarafe "sin coronas ni horarios que limiten la movilidad", aunque con el voto contrario de los representantes de Bormujos, Tomares y Mairena del Aljarafe y numerosas abstenciones como las de San Juan de Aznalfarache o Almensilla.

A partir de ahí, el Ayuntamiento de Tomares, gobernado por José Luis Sanz (PP), impugnó la citada orden de la consejera de Fomento al entender, principalmente, que la misma vulnera la Ley 2/2003, que estipula que las ordenanzas municipales regulan "el régimen" de las licencias de taxi y "la prestación del servicio en el municipio", toda vez que Tomares cuenta con su propia ordenanza en la materia y la misma estaba plenamente en vigor en el momento de ser emitida la citada orden.

PROSPERA EL RECURSO DE TOMARES

Dado el caso, la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA, en una sentencia emitida el 4 de noviembre y recogida por Europa Press, considera que la citada orden no respetó "las cautelas" exigidas respecto al procedimiento a seguir en la materia y "la autonomía local en el marco de sus competencias", dado que en 2007 los tres municipios aprobaron sumarse al Área Conjunta del Taxi mediante sus correspondientes acuerdos plenarios y después "decidieron también a través del pleno" abandonar dicho sistema, "sin que la comunidad autónoma pusiera reparo alguno ni impugnase la ordenanza" de cada uno de los municipios en cuestión.

"No han cambiado las circunstancias para considerar que en la actualidad existe la interacción e influencia recíproca", señala el TSJA, según el cual las razones que motivaron el "abandono" de Bormujos, Tomares y Mairena no han sido "desvirtuadas" en ningún momento. "La orden impugnada vulnera la Ley por no concurrir el presupuesto del acuerdo y participación de los municipios a los que se trata de incluir, con clara violación de la autonomía local", zanja el TSJA, que estima el recurso del Ayuntamiento de Tomares y anula la mencionada orden "por no ser ajustada a derecho".