Publicado 03/09/2021 13:36CET

Las ayudas al alquiler de vivienda del Gobierno de Aragón se podrán solicitar del 8 de septiembre al 8 de octubre

La directora general de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón, Verónica Villagrasa, y el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro.
La directora general de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón, Verónica Villagrasa, y el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro. - GOBIERNO DE ARAGÓN

ZARAGOZA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha presentado las convocatorias de ayudas al alquiler de vivienda que se publicarán el próximo 7 de septiembre, dotadas con un total de 8,5 millones, y que se podrán solicitar a partir del 8 de septiembre y hasta el 8 de octubre.

Se trata de dos convocatorias, una de ayudas al alquiler general, que está dotada con seis millones de euros, y otra de ayudas al alquiler para jóvenes de menos de 35 años, para la que hay una partida de 2,5 millones de euros. No obstante, Soro ha anunciado en rueda de prensa que en el caso de esta última se ampliará el presupuesto con la previsión de poder destinar hasta un millón de euros más.

Esta convocatoria contempla subvencionar las rentas abonadas entre los meses de noviembre de 2020 y hasta septiembre de 2021, hasta el 40 por ciento en el caso de las generales, salvo para personas mayores de 65 años, a quienes se costeará hasta el 50 por ciento, igual que en el caso de las ayudas para jóvenes.

Estas subvenciones se enmarcan dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Soro ha comunicado que existe ya un borrador del plan a partir de 2022 que contempla la continuidad de estas ayudas.

El consejero ha manifestado que el objetivo no solo es favorecer el acceso a una vivienda de alquiler, "sino también conseguir que los arrendamientos ya vigentes se mantengan" y facilitar que las familias puedan pagar el alquiler "y seguir viviendo en sus casas". "Se incide en dos de los componentes del derecho a la vivienda: el acceso y la seguridad de la tenencia", ha sintetizado.

En lo que se refiere a la permanencia en la vivienda, Soro ha reconocido que la "celeridad" en la resolución y pago de la ayuda es "un elemento esencial" para evitar tanto los desahucios por impagos de la renta, como conseguir que los contratos de alquiler puedan ser prorrogados "porque el inquilino cuenta con el respaldo de la ayuda para dar garantías de pago al arrendador".

JÓVENES

Soro ha precisado, en lo que se refiere a las ayudas para jóvenes menores de 35 años, que se busca generar unos recursos "que les permita avanzar en el proceso de emancipación, formación de nuevos hogares y el acceso a la vivienda en régimen de alquiler".

En todos los casos, el precio del alquiler de la vivienda deberá ser de un máximo de 600 euros o menos en las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel. En el resto de municipios, la renta máxima se establece atendiendo a la renta media de la localidad: en ocasiones es de hasta 500 euros, en algunas hasta 400 euros y en otras hasta 300 euros.

En la convocatoria, que se publicará en el Boletín Oficial de Aragón, se incluirá un anexo en el que se detallan las rentas máximas por localidades.

En cuanto a los criterios para el otorgamiento de la subvención, en las ayudas de carácter general se mantiene el criterio de concurrencia competitiva, ponderándose las solicitudes en base a los criterios definidos en la convocatoria. Además, se priman los alquileres en municipios con menores índices de desarrollo económico como medida contra la despoblación.

En la convocatoria de menores de 35 años, como ya sucedió en la de 2020, las subvenciones se concederán por orden de presentación de las solicitudes completas que cumplan los requisitos. Además, dado que en la anterior convocatoria de 2020 hubo una parte de solicitudes que no pudieron resolverse, en esta convocatoria se van a priorizar esas peticiones.

Con carácter general, podrán optar a estas ayudas las personas que hayan formalizado un contrato dentro del periodo subvencionable de manera que recibirían la cantidad correspondiente a los meses abonados.

Para poder beneficiarse de estas subvenciones, los ingresos máximos que se perciban por parte del total de integrantes de la vivienda no deberá superar tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, que no sea superior a 1.694,7 euros al mes para ambas convocatorias.

Esta cifra variará al alza para familias numerosas, con personas con discapacidad. También se establece un mínimo de ingresos de la unidad de convivencia, en el caso del alquiler general, superior a 282,44 euros --el 0,5 IPREM--, y en el caso de la convocatoria de jóvenes, de un 1,2 el IPREM, 677,88 euros. La documentación que se presente corresponderá al ejercicio 2020.

UN ÚNICO PAGO

La directora general de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón, Verónica Villagrasa, ha destacado que la ayuda se sustanciará en un único pago tras la presentación de la justificación del abono del alquiler y "contamos con una previsión de poder hacerlo en un plazo máximo de tres meses", ha apostillado.

Asimismo, ha indicado que para agilizar la gestión de estas ayudas "se solicitará la autorización para que, desde la administración, podamos acceder a determinados datos y documentación, como la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2020, certificados de Tesorería General de la Seguridad Social y certificados de discapacidad del Instituto Aragonés de Servicios Sociales".

Para Verónica Villagrasa, una de las novedades más importantes es que se accederá a los documentos relativos al empadronamiento en las ciudades de Huesca, Zaragoza y Teruel. "Es importante como hito de colaboración entre administraciones y también por la relevancia de simplificar a la ciudadanía", ha dicho.

Otra de las novedades de esta convocatoria es la ayuda que se prestará a las unidades familiares a través del convenio que se firmó con las entidades colaboradoras, que informarán, asesorarán y ayudarán a los posibles solicitantes a preparar y presentar de manera correcta y completa la solicitud y toda la documentación necesaria, especialmente por vía telemática.

Estas entidades son Kairós, Fundación Federico Ozanam, Asociación de Promoción Gitana, AMASOL (Asociación de Madres Solas), Fundación El Tranvía y Fundación Rey Ardid.

El consejero Soro ha confiado en que gracias a la colaboración de estas entidades solo se presenten solicitudes de personas que cumplan los requisitos y se aporte toda la documentación necesaria, permitiendo esto agilizar los trámites.

Contador