Actualizado 07/04/2021 13:54 CET

El Ayuntamiento de Zaragoza optará a fondos UE para el proyecto "Balsas Positivo" de regeneración integral

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el gerente de Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el gerente de Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño - EUROPA PRESS

Azcón asegura que será un referente europeo en la rehabilitación que alcanzará las 1.530 viviendas y también equipamientos

ZARAGOZA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza optará a los fondos europeos 'Renovation Wave' para financiar el proyecto 'Balsas positivo' que supone la regeneración integral de esta zona del Arrabal con la rehabilitación de 1.530 viviendas del conjunto residencial sindical Balsas de Ebro Viejo y equipamientos.

Cifrado entre los 95 y los 77 millones de euros en función del nivel de rehabilitación y regeneración, el Ayuntamiento lo presentará el próximo viernes, 9 de abril, como manifestación de interés, ante el Ministerio de Transportes y Agenda Urbana para que en concurrencia competitiva, sea considerado dentro del paquete de propuestas que el Gobierno de España designará para que opten a financiación europea.

'Balsas Positivo' también se adecua al Plan Nacional de Recuperación del Gobierno central 'España Puede', financiado con 140.000 millones de euros del Mecanismo de Recuperación Europeo --el 37 por ciento de los fondos deben destinarse a la lucha contra el cambio climático--.

En función de la aportación que reciba para lo que se plantea un escenario entre los 95 y los 77 millones de euros, según el grado de eficiencia que se quiera obtener, la inversión por vivienda rondaría entre los 44.000 y los 52.000 euros, de los que hasta el 50 por ciento se financiaría por las administraciones y el resto por los propietarios --unos 26.000 euros cada parte-- pero hay casos en los que el cien por cien de la financiación sería pública.

Asimismo, se estudia con las entidades bancarias que la parte privada se pudiera financiar a un plazo de 10 ó 15 años a tipos de interés razonables.

Se trata de mejorar el confort tanto del interior de las viviendas como de las zonas comunes de todo el entorno. Para lograrlo se rehabilitarán 121 edificios residenciales para que sean accesibles y eficientes; y se prevé instalar 114 ascensores en el exterior de los edificios, de manera que no intervenga en la estructura original de los bloques.

También contempla la renovación de infraestructuras y regenerar el espacio público, reactivar el comercio y generar empleo; impulsar una movilidad eficiente; e integrar los servicios públicos y equipamientos en edificios eficientes.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el gerente de Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño, han presentado este proyecto 'Balsas Positivo', que cuenta con el apoyo de los vecinos, y próximamente se expondrá en la Junta de Distrito del Arrabal porque una parte fundamental es la participación ciudadana y la colaboración público-privada.

"PROYECTO DE ÉXITO"

Al respecto, Azcón ha subrayado que "es necesario" tanto el apoyo de los vecinos, como de la Unión Europea, del Gobierno de España y de la Comunidad Autónoma de Aragón y ha confiado en que sea un "proyecto de éxito" porque "no hay casi de tal envergadura en todo el país". El Ayuntamiento movilizará recursos públicos y fomentará la inversión
privada, haciendo hacer partícipes al sector empresarial local, comerciantes, los colegios profesionales y el sector financiero.

En rueda de prensa, Azcón ha aseverado que este proyecto "es un referente nacional e internacional que hace que Zaragoza se posicione en la vanguardia de la regeneración urbana integral y de la vivienda".

'Balsas positivo', una de las "virtudes" que tiene ---ha dicho el alcalde-- es que "encaja" con lo que pide la Unión Europea para acceder a los fondos y que pasan porque la regeneración urbana, avanzar en la descarbonización prevista para 2050, tener barrios más eficientes con el fomento del uso de las energías renovables y mejorar los aislamientos de las viviendas porque todo redunda en la reducción de misiones de CO2.

También puntúa el adecuar el espacio urbano para que revitalice el comercio y los equipamientos y mejorar la movilidad con el premisa de que los vecinos sean el centro de la actuación.

Otro requisito de la UE es que los proyectos sean modelos reproducibles, también en otras ciudades, y en Zaragoza se podrían acometer 21 iniciativas similares, ha apostillado Azón.

IDÓNEA

Jorge Azcón ha trasladado que "es una propuesta innovadora que será una revolución en la rehabilitación y marca el futuro en la intervención en barrios más degradados. Es un salto cualitativo porque se actúa de forma global y no individualizada, vivienda a vivienda, como antes".

Ha justificado la elección de Balsas Ebro Viejo porque es de las zonas "que más necesidad tiene y es idónea" para cumplir con los preceptos que la UE demanda.

Sobre los equipamientos, José María Ruiz de Temiño ha señalado que la zona está "muy bien dotada", pero se pueden mejorar y este grupo sindical es de los más grandes de Zaragoza. "No hay suelo para más equipamientos" ha subrayado, pero sí se puede mejorar lo existente y además buscar fórmulas de aparcamiento de coches porque es una de las demandas de los vecinos.

Contador

Para leer más