Publicado 07/07/2021 14:06CET

Azcón reitera la necesidad de hacer test a los jóvenes y dice que el aumento de casos era previsible

ZARAGOZA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha reiterado la necesidad de hacer cribados a los jóvenes que llegan de la costa o de Salou, ha destacado que el incremento de casos de COVID-19, "no era difícil de prever".

"Las medidas municipales se tomaron ya antes, desde el viernes de la semana pasada, cuando fue el Ayuntamiento y a iniciativa del Ayuntamiento quien solicitó que la Junta Local de Seguridad se reuniera para valorar la situación, y que se pudiera establecer un dispositivo especial en la calle, fundamentalmente dirigido a los más jóvenes", ha expuesto Azcón.

"Creo que todas las administraciones deberíamos haber tenido la misma previsión, que esto iba a pasar no era difícil de prever, ha faltado una cierta previsión", ha apostillado. "Hay medidas, como por ejemplo, hacer test o el cribado de los jóvenes que están llegando desde la costa, que vienen desde Salou, que todavía no se han tomado y que sería bueno que efectivamente se tomaran".

Las restricciones anunciadas este miércoles por el Departamento de Sanidad del Ejecutivo autonómico resultan "la medida más sencilla", pero "deberíamos pensar qué otras medidas se pueden tomar también desde el Gobierno de Aragón que no sean tan restrictivas con la economía de la ciudad y que signifiquen no solo la concienciación o el trabajo por los jóvenes sino, por ejemplo, esos test o esos cribados PCR".

El regidor de la capital aragonesa ha finalizado diciendo: "Vamos a pedir un esfuerzo a la gente, pero también el Gobierno debería hacer un esfuerzo a la hora de parar el virus en algo que era previsible".

Contador

Para leer más