Publicado 11/03/2021 15:36CET

Azcón sostiene que honrar a las víctimas del terrorismo es decir a los criminales que no podrán vencer

Acto de homenaje el Día Europeo de las Víctmas del Terrorismo
Acto de homenaje el Día Europeo de las Víctmas del Terrorismo - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado que honrar a las víctimas del terrorismo es un "deber moral" y ha añadido que el mantener viva su memoria es la "mejor forma" de recordar a quienes carecen de valores y moral que los criminales "jamás podrán vencer a quienes defendemos la paz y democracia".

Azcón ha realizado estas declaraciones durante la conmemoración del Día de Europa en Memoria de las Víctimas del Terrorismo, en un acto que ha tenido lugar en el memorial de San Juan de los Panetes y al que han asistido representantes de todos los partidos políticos y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Aragón, con su presidenta a la cabeza, Lucía Ruiz.

Azcón ha dicho que el 11 de marzo es un día marcado en la memoria de todos los españoles desde hace 17 años un "día negro" que destrozó la vida de miles de familias cuando explosionaron varias bombas colocadas en trenes en distintas estaciones de Madrid, que provocaron 191 muertos y centenares de heridos.

El alcalde ha manifestado que ese día España y Europa mostraron su repulsa ante "tan deleznable hecho" con voz unánime ante las víctimas y sus familias condenando los atentados terroristas.

"Diecisiete años después nos sumamos a ese dolor del 11 de marzo y recordamos a las víctimas y todos sus familiares porque con memoria, dignidad, justicia y paz podremos dejar claro a los terroristas que son, exclusivamente eso, asesinos".

En su intervención, Azcón ha subrayado que "Zaragoza no va a olvidar nunca" a las víctimas del terrorismo. "Vuestro sacrificio no será en vano y vuestro recuerdo es el mejor acicate para mantener siempre vivo el anhelo de construir un mundo mejor para todos con justicia, libertad y un espacio sin fanatismos y sin barbarie".

"NUEVA VICTIMIZACIÓN"

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Aragón, Lucía Ruiz, ha dicho que el coraje de las víctimas, su "valentía y superación inspiran el trabajo de la AVT desde hace 40 años.

"Desde hace cuatro décadas se trabaja para que no nos hagan invisibles porque hacer invisibles a las víctimas es enterrar su reivindicación de memoria, dignidad y justicia".

Lucía Ruiz ha indicado que 40 años después de la constitución de la AVT las víctimas "vuelven a ser molestas", no solo las de ETA, los GRAPO o el FRAP, sino también las del 11 de marzo, ha enumerado. "Vivimos tiempos en los que se aboga por el blanqueamiento de terroristas y pasar página, con la pasividad del Gobierno cuando no con su propia complicidad".

Ha señalado que "queda mucho por hacer" y aunque el terrorismo puede desaparecer, las víctimas "seguimos" y ha confiado en sentar los cimientos para que no vuelva a suceder.

Lucía Ruiz ha aseverado que ETA "no es una banda, sino una organización terrorista para conseguir su proyecto político de subvertir el orden constitucional y lograr la independencia de lo que llaman Euskalherría".

Ha puntualizado que "ETA no ha sido derrotada, sino que ha sacado rentabilidad al volver a las instituciones para intentar lograr reivindicaciones históricas" entre las que ha citado el fin de la dispersión de los presos y la amnistía.

"ETA no entregó las armas, se las quitaron las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los presos no están arrepentidos y las cartas formulario que firman solo son para mejorar su situación penitenciaria, pero sin colaboración con la justicia no hay verdadero arrepentimiento".

Asimismo, ha pedido reforzar los esfuerzos para detener a terroristas huidos y esclarecer atentados pendientes. Ha apostillado que Bildu "no es un partido progresista, ni tiene agenda social, sino que es heredero del brazo institucional de ETA, que sigue defendiendo que algunos atentados están justificados".

También ha alertado de que el protagonismo político de Bildu y el traslado de presos y homenajes a etarras provoca un impacto negativo en las víctimas, que puede ser catalogado como una "nueva victimización".

Ha pedido la deslegitimización política y social de ETA, la aplicación de las leyes y el cumplimiento íntegro de las penas.

"El Gobierno y la mayoría del arco parlamentario aboga por la institucionalización de los principales enemigos de las instituciones. Necesitamos un proyecto sólido que defienda la memoria de nuestras víctimas y desenmascarar a los responsables de tanto sufrimiento por acción o por omisión. Solo de esta manera nos aseguraremos que no se volverá a repetir. Se lo debemos a nuestras víctimas, nuestros hijos y nietos".

Para leer más