Publicado 07/03/2021 10:29CET

El Clúster de la Automoción reclama seguir incentivando la compra de vehículos ante la caída de ventas

Archivo - Planta de fabricación de vehículos.
Archivo - Planta de fabricación de vehículos. - ERUOPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Clúster de la Automoción en Aragón (CAAR) apuesta por seguir incentivando la compra de vehículos ante la caída de ventas. Este no es el único problema al que se enfrenta al sector, ya que la falta de semiconductores en el mercado está afectando a la producción.

En concreto, las ventas de coches han caído en el conjunto de España en febrero un 38,4 por ciento, en comparación con el año anterior, después de bajar un 50 por ciento en enero, también en términos interanuales, según datos de Anfac.

El gerente de CAAR, David Romeral, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que el descenso de ventas corresponde a "varios problemas". Entre ellos, que se han acabado los plazos para acogerse a los incentivos a la compra que había en marcha por parte del Gobierno central, además de la incertidumbre económica por la que atraviesa el país y los ciudadanos.

Asimismo, los fabricantes de vehículos están haciendo frente a una carencia global de semiconductores, que han hecho que distintas plantas europeas hayan tenido que parar su producción en algún momento. Este ha sido el caso de la factoría de Stellantis/Opel en Figueruelas (Zaragoza), que no pudo fabricar vehículos durante cinco días de la semana pasada. De esta instalación salen cada día unos 2.000 coches.

"En Europa, por este problema, se ha perdido la producción de 200.000 coches durante los dos primeros meses del año y va a ser un tema latente en las próximas semanas, la cadena de suministro está muy tensionada porque no hay capacidad", ha dicho Romeral.

En concreto, ha detallado que la previsión de fabricación del sector disminuyó durante la pandemia, luego se ha recuperado mejor de lo esperado, pero esa capacidad que perdió el fabricante semiconductor se la vendió a los fabricantes de electrónica que, por la pandemia, están aumentando más sus ventas de tecnología.

"Por ello, este va a ser un problema que vamos a tener que monitorizar en las próximas semanas y casi día a día y se verán cambios y parones en función de si llegan o no los componentes", ha concluido.