Publicado 04/08/2021 12:29CET

Cs pide al Gobierno autonómico "pisar el acelerador" para seguir construyendo, desde el consenso, la educación aragonesa

El portavoz de Educación de Ciudadanos en las Cortes de Aragón, Carlos Trullén.
El portavoz de Educación de Ciudadanos en las Cortes de Aragón, Carlos Trullén. - CIUDADANOS

ZARAGOZA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) en las Cortes de Aragón ha reclamado este miércoles al Departamento de Educación del Gobierno autonómico "que pise el acelerador" para seguir construyendo, desde el "consenso", el futuro de la educación aragonesa.

Así lo ha afirmado el portavoz de Cs en Educación en el Parlamento autonómico, Carlos Trullén, que ha abogado por continuar trabajando desde el documento Bases para un Pacto por la Educación, firmado por todos los grupos de las Cortes en la pasada legislatura, ha informado este partido en una nota de prensa.

Trullén ha dicho que a un mes del inicio del nuevo curso académico, tras el aprendizaje del anterior y con el avance de la vacunación contra la COVID-19, "debemos buscar la mayor normalidad posible" y avanzar en cuestiones importantes como "impulsar la excelencia de nuestro sistema educativo".

Según ha expuesto, en junio del pasado año, Cs pidió al consejero de Educación, Felipe Faci, la creación de un grupo de trabajo que elaborara políticas en este sentido, si bien este grupo, acordado en las Bases para un Pacto por la Educación, aún no se ha puesto en marcha.

"En Ciudadanos tenemos claro que cualquier avance en este sentido se debe producir desde el consenso político" y, por eso, este mes de julio salió aprobada una proposición no de ley de la formación liberal en la que se emplazaba al Ejecutivo aragonés a realizar un estudio sobre la situación actual del sistema educativo en cuanto a planificación, calidad, equidad y participación, así como a elaborar un informe con las conclusiones y políticas concretas de mejora para ser trasladado al Gobierno de España.

Esta iniciativa se enmarca en el proceso de consultas que se va a realizar con las comunidades autónomas para el desarrollo de la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE), una norma que ha calificado de "sectaria".

ROMPER LA HERENCIA

El diputado de Cs ha confiado en que la nueva ministra de Educación, la aragonesa Pilar Alegría, "rompa con la herencia sectaria de su predecesora y escuche a la comunidad educativa", a las autonomías y trabaje por una educación "que garantice la igualdad de oportunidades".

"Tiene ya una magnífica ocasión para romper con ese sectarismo, corregir" a su predecesora, Isabel Celaá, "y acatar y hacer cumplir la sentencia que garantiza al menos un 25 por ciento de castellano en las escuelas de Cataluña", ha señalado Trullén, que ha reclamado a la ministra que piense en todos los catalanes y, especialmente, en los 30.000 aragoneses que viven en Cataluña.

"Esperamos que Alegría rectifique cuanto antes y haga una enmienda a la totalidad al trabajo de Celaá" en estas materias y a una ley educativa "que desprecia el esfuerzo del alumnado", si bien deja margen de maniobra a las comunidades autónomas y también deja pendiente de desarrollar aspectos fundamentales como son la formación inicial y permanente del profesorado, o el acceso a la función docente.

El diputado de Cs ha apostado por "concentrar los esfuerzos, desde el consenso político en Aragón, para seguir impulsando la excelencia de nuestro sistema educativo" y ha insistido en la necesidad de poner en marcha "cuanto antes" ese grupo de trabajo en el que, al menos, deberían estar representados el Ejecutivo autonómico, la Universidad de Zaragoza y los grupos parlamentarios, aunque "deberían estar también los sindicatos, las familias y el propio alumnado".

Carlos Trullén ha deseado que en septiembre el Departamento de Educación "no vuelva a tropezar con las mismas piedras" de otros años "y sea capaz de levantar la mirada hacia el futuro", para no tomar decisiones de última hora que hagan modificar a los equipos directivos y al profesorado toda su planificación del curso, "como ocurrió en 2020 con la jornada continua obligatoria, o problemas como la falta de aulas prefabricadas en centros donde son necesarias".

"Las noticias que nos llegan desde colegios como el Val de Atalaya de María de Huerva no son muy esperanzadoras al respecto", ha lamentado, para pedir a Educación que gestione "bien" y que este septiembre "no esté marcado por los errores del pasado, sino por las "oportunidades de futuro" que se abrirán con la puesta en marcha de este grupo de trabajo "para elaborar políticas que mejoren la calidad y la equidad de nuestro sistema educativo".