La empresa Nurel cumple 50 años con una facturación de cien millones, 15 en productos biodegradables

Javier Lambán visita la empresa Nurel
EUROPA PRESS
Publicado 30/10/2018 15:05:33CET

ZARAGOZA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La empresa Nurel celebra 50 años de vida con una facturación anual prevista para 2018 de cien millones de euros, de los 15 son de sus productos biodegradables, utilizados con diferentes fines y aplicaciones, como cosmética, industria textil y agroalimentación. Estos productos se fabrican desde hace dos años en su planta ubicada en Zaragoza, donde también elaboran fibras sintéticas y plásticos técnicos.

Así lo ha explicado el consejero delegado de Nurel y director general de SAMCA, Rubén Orera, empresa esta última que es la accionista mayoritaria desde hace 20 años, con motivo de la visita que ha realizado a las instalaciones el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, que han conocido las zonas de taller, laboratorios, espacio de polimerización, hilaturas, estirado, servicios, urdido y extrusión.

Orera ha detallado que su producción anual es de 26.000 toneladas de poliamida, de las 7.500 las utilizan internamente para producir hilo de nailon, y el resto las venden a sus clientes, con Italia, Alemania y España como principales mercados, aunque exportan a todo Europa, Asia, Estados Unidos y Sudamérica.

Además, producen 6.500 toneladas de polímeros biodegradables o biocompostables, que representan esos 15 millones de euros de facturación, mientras que la parte textil factura 35 millones y la de plásticos, 50 sumando esos cien millones totales.

Orera ha comentado que las aplicaciones plásticas las venden a la industria del automóvil y a sectores que usan este material y la textil se centra en el ámbito de la lencería femenina y ropa de baño.

Ha indicado que la planta cuenta con 350 empleados, con picos de 30 o 40 más trabajadores para hacer las sustituciones de verano, con una producción que se desarrolla los 365 días del año y las 24 horas del día.

PRINCIPAL COMPAÑÍA

El consejero delegado de Nurel ha manifestado que la suya es la principal compañía del sector en España y en Europa compite con los líderes y actualmente está en estudio una inversión de entre 75 y 80 millones de euros tanto para fabricar los polímeros biodegradables, como para crear la materia prima para producirlos.

Ha aclarado que será dentro de dos o tres años cuando se decida si se hace esa inversión, que se verá determinada por "cómo evolucione la legislación europea" y el mercado, que camina hacia "una economía circular, mucho más verde".

Por eso, el Departamento de Investigación y Desarrollo de Nurel, donde trabajan 15 personas, a las que se suman las más de 50 de Samca, ha apostado por los productos biodegradables como "uno de los sectores de futuro".

Como ejemplo, ha dicho que la legislación europea se dirige a promover las bolsas reutilizables y a que los agricultores utilicen materiales que no alteren el ciclo natural y sean biodegradables.

Orera ha añadido que este plan de inversiones también contribuiría a asegurar el empleo y crear nuevos puestos de trabajo, para indicar que en los 20 años que Nurel forma parte del Grupo Samca se han invertido en ella 150 millones de euros en diferentes actuaciones.

COMPROMISO

El presidente Lambán ha asegurado que tanto esta empresa, como el Grupo Samca en su conjunto son "ejemplares" y ha subrayado "el éxito en la gestión y el compromiso con el territorio", así como su apuesta por la economía circular, la innovación, la I+D y el respeto por el medio ambiente.

Todos estos son parámetros "desarrollados de manera totalmente ejemplar" por un grupo empresarial "totalmente aragonés, que despliega sus actividades en prácticamente todos los sectores de la economía demostrando compromiso con su tierra", ha relatado Lambán.

Entre otras cosas, ha agradecido su intención de mantener abierta la mina de Ariño, que demuestra que "lejos de desentenderse del problema de las cuencas mineras y a pesar de que se anuncia el fin del carbón, redobla su compromiso con la zona y se plantea alternativas", ha esgrimido el presidente aragonés.

HISTORIA DE LA EMPRESA

Nurel se afincó en Zaragoza cuando la firma estadounidense Standard Oil se instaló hace cincuenta años. La compañía tomó el nombre de Nurel en 1974 con la llegada a la propiedad del grupo químico británico Imperial Chemical Industries (ICI), que basó su producción en el poliéster.

En 1999, fue adquirida por el grupo aragonés Samca, que cambió el poliéster por la poliamida, tanto en su vertiente plástica, como textil. En 2003, se creó la nueva división de polímero plástico.

Poco más tarde, la industria lanzó al mercado los primeros productos cosméticos en las fibras sintéticas que fabrica, gracias a una innovación que la convirtió en pionera en el desarrollo y patente de una tecnología de microencapsulación de principios activos (vitamina E, aloe vera, cafeína o retinol) de aplicación interna y permanente en las fibras de nailon.

La planta cosmética --la primera del sector que crea esta diversificación--, la nueva división de bioplásticos y la creación de la nueva unidad de reciclado son las últimos actuaciones que han situado a Nurel en referente del sector.

La diversificación de esta compañía en el mercado global ha llegado también al sector alimentario con la creación de nuevos polímeros plásticos para la alimentación, un campo en el que Nurel es referencia internacional con productos de alta tecnología.