Expo 2008.- Cáritas advierte de que la falta de agua potable es un factor de exclusión que también se da en Zaragoza

Actualizado 25/08/2008 15:56:13 CET

ZARAGOZA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La responsable del Área de Sensibilización de Cáritas en Zaragoza, María Pilar Tirado, recordó la existencia de personas en las ciudades desarrolladas, como Zaragoza, que viven en situación de pobreza, y comentó que la falta de agua potable es un factor de exclusión social.

Tirado participó hoy en una rueda de prensa en el Centro de Prensa Internacional de Expo para presentar la nueva semana temática Faro, 'Agua y Cuarto Mundo', junto con el secretario general de Cáritas Zaragoza, Carlos, Piñeyroa. En las actividades de esta semana colaboran 13 entidades sociales, coordinadas por Cáritas.

Según explicó Tirado, "lo que se pretende con esta semana temática es que la gente que se acerque a Faro conozca y vea de primera mano la realidad de personas que viven en su misma ciudad, para que salgan haciéndose preguntas y sean conscientes de que hay personas para las que el derecho al agua puede ser una incógnita".

Para ello, Tirano comentó que "Cáritas ha querido hacer presentes a los afectados, a través de los testimonios de los protagonistas, para poner de manifiesto la contradicción de que en Zaragoza, la ciudad de la Expo del Agua, hay personas que no tienen acceso al agua corriente".

LAS CIFRAS NO IMPORTAN.

El secretario general de Cáritas Zaragoza, Carlos Piñeyroa, apuntó que, "según un informe de Cáritas realizado en 2005, hay más de 250 familias en Zaragoza, que se traduce en 15.000 personas, que carecen de acceso a las prestaciones más básicas, como es el acceso al agua corriente".

Sin embargo, Piñeyroa señaló que "poco importan las cifras, sino que lo verdaderamente relevante es que detrás de tan sólo una persona afectada, hay una historia tremendamente dramática". "El hecho de no tener agua condiciona todos los aspectos de la vida de las personas, desde la vida laboral, a las relaciones familiares o amistosas", matizó.

Para ilustrar el drama de la gente que habita en infraviviendas de los poblados de chabolas de Zaragoza, Cáritas ha traído a los protagonistas que "contarán su historia con valentía y generosidad, para que los visitantes de Faro les escuchen, vean y reconozcan y fomentar, así, la relación humana", indicó el secretario general.

Si nos fijamos en las estadísticas, Zaragoza es una ciudad "privilegiada, en comparación con otras capitales españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia", expresó Tirado. "Las estadísticas dicen que la pobreza en Zaragoza casi ni existe, pero la realidad es que hay 15.000 personas excluidas y uno de los colectivos más afectados son los niños", aclaró.

Carlos Piñeyroa relató que la acción de Cáritas para combatir esta lacra social es "una actividad integral, ya que se aborda toda la realidad de la persona, no sólo el problema de acceso al agua".

Piñeyroa recalcó que la labor de Cáritas, se centra fundamentalmente en denunciar la existencia de infraviviendas y situaciones de pobreza y exclusión, "para estimular a las entidades públicas a combatirlas".

Además, Cáritas trabaja conjuntamente con las administraciones públicas, como la Sociedad Municipal de Rehabilitación de Viviendas de Zaragoza, que es la encargada de labores de esta índole.

ACTIVIDADES SEMANA FARO.

Carlos Piñeyroa citó algunas de las actividades de la semana Faro más destacables, como la proyección diaria, a las 16.00 horas, del docudrama 'Vivir sin agua', producido por Cáritas y realizado por el aragonés Javier Macipe, que cuenta la vida diaria de varias personas de Zaragoza y Longares sin acceso al agua corriente. "Son las historias de gente cercana, contadas casi rozándote la piel", apostilló.

El objetivo de Cáritas, según señaló Piñeyroa, es "hacer que las actividades de la semana, además de educativas sean también lúdicas". Como ejemplo de ello, la compañía 'Alan Clown', participarán en los debates diarios, a las 20.00 horas, que animará a la gente a hacer preguntas y a sacar las 'clownclusiones' de cada debate. La finalidad es "hacer más amenas las intervenciones y evitar que se conviertan en clases magistrales más sesudas", remarcó Piñeyroa.

La estructura de todos los debates será la misma. En primer lugar habrá una introducción al tema específico de una persona especializada, luego un técnico hablará de la importancia del agua como elemento de exclusión social y finalmente, los propios afectados contarán su historia personal.

El hilo conductor de estos debates será el Cuarto Mundo y la pobreza en las grandes ciudades desarrolladas, pero la temática se centrará cada día en un colectivo afectado diferente, desde los gitanos, hasta los inmigrantes recién llegados, pasando por los jornaleros del mundo rural, los ancianos, los niños, las personas sin hogar o las minorías étnicas.

Otra actividad que destacó Piñeyroa es la exposición del fotoperiodista Juan Medina, 'El Muro del Atlántico', que muestra la dialéctica entre agua como muerte y agua como vida y "la realidad de los africanos que se juegan la vida al cruzar el estrecho para llegar a España".

El sábado, a las 10.00 horas, tendrá lugar el último debate de la semana, protagonizado por el doctor en Sociología, Pedro Cabrera, quien realizará una mirada global hacia el drama del Cuarto Mundo, desde su visión de experto en el tema, ya que ha desarrollado numerosos trabajos de campo muy cerca de las personas, "por lo que no sólo se implica, sino que también se compromete", matizó Piñeyroa.