Expo 2008.- La localidad zaragozana de Muel, que celebra su Día en la Muestra Internacional, exhibe su cerámica

Actualizado 06/07/2008 17:50:08 CET

ZARAGOZA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) - .

La localidad de Muel llegó hoy a la Expo 2008 para celebrar su Día en el Pabellón de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) con una muestra de cultura que su alcalde, Luis Gil, calificó de "incesante". La cerámica se convirtió en protagonista con la exhibición realizada en directo del proceso de elaboración desde el torno hasta la decoración. A ello, se sumó una representación de las ciudades españolas de la cerámica.

Pero Muel, no olvido otro de sus productos estrella, el jamón, y ofreció una degustación- La escuela de jotas y la Big-Band del municipio pusieron el contrapunto con dos actuaciones. Con todas estas actividades Muel trató, tal y como comentó su primer edil de "dar a conocer a sus gentes".

La jornada se inició con la recepción oficial de la corporación municipal de Muel por parte de la diputada delegada de Expo de la DPZ, María José Navarro. Luis Gil recordó que Muel "goza de una situación estratégica, tiene unas comunicaciones que mejoran día a día y un entorno de excepcional atractivo". A todo ello se suma una actividad industrial incipiente está generando un incremento de población.

Dentro de la programación que trajo hasta el Pabellón de la provincia el municipio de Muel destacó la exhibición de cerámica. Tres mujeres dieron a conocer, paso a paso, cómo se realiza la cerámica que ha hecho que Muel sea conocida internacionalmente. En primer lugar, han trabajado el barro en torno y, tras dejar secar la pieza, procedieron a su decoración. Por un lado se esmalta del blanco típico de esta cerámica. Después viene la decoración con óxidos metálicos como el manganeso, para conseguir el color marrón, el cobre, para el verde, y, sobre todo, el cobalto que logra el color azul característico de la cerámica de Muel.

Asimismo, la Rondalla de Jotas de Muel ofreció una exhibición de la música tradicional aragonesa con temas como 'La jota de los Labradores', el estribillo 'Despacico y callandito' o 'La jota de la Despedida'. Sin embargo, de todo su repertorio brilló el estribillo aragonés con una letra dedicada a la Expo de Zaragoza y el agua. La oferta musical se completó con la actuación de la Big Band de Muel, un grupo formado por veinte personas, de entre 14 y 50 años, que toca temas de swing, jazz y otro tipo de bailables.