Publicado 03/03/2021 14:38CET

El Gobierno de Aragón recurre la suspensión cautelar dictada por el TSJA al cambio del calendario escolar

ZARAGOZA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón ha recurrido este miércoles, 3 de marzo, la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) de suspender cautelarmente la modificación del calendario escolar 2020-2021, que ha dejado sin efecto la Resolución del Departamento de Educación que había fijado como lectivos los días 8 de marzo para la provincia de Zaragoza, 5 de abril, para las de Huesca y Teruel, y 30 de abril para toda la comunidad autónoma, que inicialmente eran festivos.

Estos días se habían elegido para recuperar las dos jornadas del 11 y 12 de enero pasado en las que se suspendieron las clases a causa de la borrasca 'Filomena' en todo Aragón.

Fuentes del Ejecutivo autonómico han informado a Europa Press que se ha recurrido porque se considera que hay que recuperar esos dos días lectivos que no pudieron impartirse. El Departamento de Educación siempre ha defendido que las clases se suspendieron "por motivos de fuerza mayor" y eran jornadas "recuperables" y por ese motivo modificó el calendario escolar para atender las necesidades de todo el alumnado.

Ahora, ha indicado, que si el TSJA no estima el recurso del Gobierno autonómico, ya no se propondría ninguna modificación del calendario escolar.

Sobre los motivos que aducen los tribunales para dictar las cautelares, según Educación, "no ha habido falta de negociación" ya que la modificación del calendario pasó por el Consejo Escolar de Aragón, órgano que dio el visto bueno al cambio por una amplia mayoría, y donde está representada toda la comunidad educativa. También se informó de ella en la mesa sectorial.

En este punto, el Departamento ha remarcado que se ha seguido la misma tramitación en la modificación del calendario escolar que en la aprobación inicial. Sobre el motivo de urgencia a una situación sobrevenida e inesperada, "prevalecía el derecho del alumno a recuperar sus días lectivos", han sostenido desde Gobierno aragonés.