Publicado 28/10/2020 14:34CET

Las llamadas al teléfono contra el acoso escolar descienden un 50% en solo tres años

La directora general de Equidad, Ana Montagud, en segundo plano.
La directora general de Equidad, Ana Montagud, en segundo plano. - DGA.

ZARAGOZA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las llamadas al teléfono 900 100 456, contra el acoso escolar, puesto en marcha por el Gobierno de Aragón han descendido un 50 por ciento desde que se pusiera en marcha la línea, hace ahora cuatro años, ha informado el Ejecutivo en una nota de prensa.

Así se ha puesto de manifiesto en la reunión mantenida este martes por el Observatorio Aragonés por la Convivencia y contra el Acoso Escolar, donde se ha informado de que las consultas recibidas por esta línea que funciona las 24 horas de todos los días del año han caído un 50% en tres años, desde los 579 casos atendidos en el curso 2016-2017 hasta los 290 del pasado 2019-2020.

La directora general de Planificación y Equidad, Ana Montagud, ha dado cuenta del encuentro celebrado ayer, en el que han sido convocadas casi 50 personas entre Administraciones, organizaciones, familias, sindicatos y miembros y cuerpos de seguridad del Estado, dentro de un órgano creado por el Departamento en 2018 para favorecer la convivencia positiva y la resolución constructiva de conflictos en la comunidad educativa.

Montagud ha indicado que en este tiempo se han atendido más de 1.600 llamadas, de las que 233 fueron notificaciones de posibles casos de acoso, y ha celebrado que se haya pasado de 115 notificaciones a solo 20 el pasado curso. "De estos datos se desprende que existe un clima cada vez mejor en los centros --ha declarado la directora general--, gracias al compromiso de toda la comunidad educativa y a que las medidas puestas en marcha han funcionado".

Entre estas, ha destacado la puesta en marcha de este Observatorio, los nuevos decretos sobre educación inclusiva, la conversión de la asesoría de convivencia en un equipo de orientación educativa en convivencia escolar perteneciente a la Red Integrada de Orientación Educativa, o el cambio en los protocolos para responder de forma inmediata los casos de acoso que surjan en la comunidad educativa, que ha garantizado una rápida respuesta a los conflictos que se hayan podido producir.

Esta nueva hoja de ruta se instauró en 2018 y fue elaborada teniendo en cuenta las aportaciones de la Inspección de Educación, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Fiscalía de Menores, directores de centros educativos y equipos de Orientación y partiendo de que la prevención es la mejor herramienta para atajar cualquier posible situación de conflictividad.

El documento establece que solo los profesionales implicados tendrán conocimiento de los hechos, manteniendo una actitud dialogante y prudente, e implicando no solo a las víctimas y los responsables, sino también a los observadores. También obliga a un seguimiento y a una evaluación posterior de la situación e incluye documentos de apoyo para el profesorado para que les ayuden en su aplicación.

Montagud ha subrayado el trabajo trasversal para hacer frente a esta lacra y, en este sentido, ha recordado que, tras la declaración del estado de alarma del 14 de marzo y hasta la actualidad, los profesionales que atienden esta línea telefónica han prestado asimismo atención psicológica en situaciones derivadas de la pandemia.

A su vez, el equipo de orientación educativa en convivencia escolar ha estado realizando un seguimiento telefónico de todos los casos desde el comienzo del curso escolar. Estos profesionales prestan atención personal --telefónica, presencial y online-- a alumnado, familias y profesorado, además de colaborar en la formación del profesorado y la creación de recursos de prevención en los centros.

Compuesta por especialistas en el ámbito psicológico, pedagógico y jurídico que asesoran y orientan a toda la comunidad en casos de conflictos escolares, esta red notificó 245 actuaciones contra el acoso escolar en el curso 18-19 y 180 en el pasado, prácticamente todas ellas en las etapas de Primaria y Secundaria. En cuanto a sexos, la proporción de posibles casos de acoso están muy equilibrados, ya que el 54% son sobre alumnado masculino y el 46%, sobre femenino.

MENORES Y VIOLENCIA DE GÉNERO

Durante el encuentro del Observatorio celebrado ayer de forma virtual, también se han presentado las conclusiones de un estudio sobre menores y violencia de género en el que participaron más de 14.000 personas de todo el país y, de forma más concreta, se han dado a conocer los datos específicos de Aragón.

Tras la colaboración en este estudio nacional, Aragón y Navarra solicitaron un informe propio sobre la realidad en sus Comunidades, para profundizar en los datos de sus respectivos centros y comprobar la idoneidad de las políticas puestas en marcha, además de servir de guía para futuras actuaciones. El estudio, realizado por la Universidad Complutense de Madrid, se llevó a cabo en Aragón con una muestra de 3.000 adolescentes de entre 14 y 18 años, 1.000 profesores, 75 equipos directivos y 80 centros educativos.

Este estudio, que ha explicado la jefa de servicio de Equidad e Inclusión, Isabel Tolosana, aborda fundamentalmente tres puntos, como son 'Menores expuestos a la violencia de género contra su madre'. El 17% de los encuestados reconoce haber vivido en su casa algún tipo de situación de violencia de género contra su madre, en distintos niveles de gravedad y frecuencia, ya sea a través de violencia psicológica o situaciones que deterioran la autoestima. La agresión física en diversos grados la han percibido un 7% de los jóvenes.

El segundo atañe a 'La igualdad y prevención en adolescentes', donde se comprueba la necesidad de educar en salud y en el desarrollo socioemocional desde una perspectiva de género, ya que entre los cuestionarios siguen siendo distintos los valores que los encuestados encuentran necesarios para la pareja ideal --las jóvenes se decantan por la sinceridad, la bondad y la simpatía, mientras ellos inciden en el atractivo físico y la sinceridad-- y los porcentajes de autoestima, más elevada en ellos (79%) que en ellas (59%).

Aunque la gran mayoría de los adolescentes rechazan el sexismo y la justificación de la violencia, aún se siguen presentando comportamientos que los perpetúan.

Respecto a situaciones de control, un 14% de las chicas dice haber sufrido un control abusivo general o un abuso a través de insultos o ridiculización frente al 5% de chicos que reconocen haber intentado controlar a sus parejas.

Respecto a situaciones de acoso sexual online, el 41% de las adolescentes dice haber recibido peticiones de fotografías sexuales y el 15% de los jóvenes admite haberlas solicitado. El 71% de encuestados afirma aceptar a amigos en la red a personas desconocidas y el 27% reconocen haber quedado con una persona que han conocido a través de internet y el mismo porcentaje han colgado una foto suya "que sus padres no autorizarían".

El tercer punto versa sobre 'El papel de la escuela en la erradicación de la violencia de género'. Se constata el papel de la escuela en la erradicación de la violencia de género. La escuela da ejemplo desde la propia composición de los equipos directivos, que es paritaria en el casi del 54% de los encuestados, o con una presencia mayor de mujeres en el 23%.

Y en el caso de los Consejos Escolares, más del 90% tiene una composición similar de hombres o mujeres o con mayor representación de estas. Estos datos reflejan un considerable avance respecto a épocas anteriores, en las que la mujer estaba claramente infrarrepresentada en los órganos colegiados y directivos.

Entre las actividades que se llevan a cabo en los centros, el 71% reconoce haber participado en equipos de trabajo mixtos, el 60% han tratado de resolver los conflictos que surgen en clase de forma justa, y el 53% ha abordado el papel del feminismo en el avance hacia la igualdad. También el 48% admite haber trabajado en cómo corregir el machismo. Asimismo, el 55% del alumnado recuerda haber trabajado en su instituto acerca del problema de la violencia de género.