Actualizado 30/09/2008 20:34 CET

El Paseo del Óvalo de la ciudad de Teruel recuperará el doble sentido de circulación del tráfico

TERUEL, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Teruel planteará la doble dirección del Paseo del Óvalo y de la curva de La Glorieta. El concejal de Tráfico, Julio Esteban, manifestó que "próximamente vamos a tener una reunión de la Comisión de Régimen Interior en la que se trasladará esta propuesta a los grupos".

Respecto del proyecto, el edil señaló que "supone recuperar el doble sentido del Paseo del Óvalo, con direcciones a la zona de la curva de La Glorieta y a San Julián". Para Esteban, es "un proyecto ambicioso" que, supondrá realizar "importantes modificaciones, como la entrada a la Calle Joaquín Arnau por la zona del viaducto; además, la idea es peatonalizar la Calle Nueva, la Calle de la Amargura y la Calle Joaquín Arnau". En ésta última, sólo podrá circular el autobús urbano.

Unos cambios que "habrá que ir adaptando poco a poco" puesto que todavía hay que fijar algunas cuestiones concretas: "hay que acomodar las entradas al aparcamiento de San Juan y al de La Glorieta; acondicionar las suficientes anchuras en el Óvalo manteniendo la zona de carga y descarga y la parada del autobús". Además, se creará "un espacio nuevo donde puedan aparcar los autobuses turísticos".

También está por establecer el coste que tendrán estás obras y de dónde se va a sacar dicha financiación. En este sentido, el portavoz de Chunta Aragonesista (CHA), Francisco Martín, señaló que "hay que ver cómo se financia una obra de rectificación de algo que en su día se hizo mal".

A pesar de que la formación está de acuerdo con esta solución, Martín criticó que "se haya hecho pública a través de un medio de comunicación. Creo que se debería haber tratado en la comisión correspondiente". También, la portavoz popular en el Ayuntamiento, Emma Buj, mientras que Julio Esteban aseguró que "no tiene tanta importancia".

Respecto del proyecto, Buj dijo que "la coalición PAR-PSOE está siendo un desastre para la ciudad". Y es que, según la concejal la doble circulación del Paseo del Óvalo ya se recogió en el Plan de Peatonalización que se sacó adelante por unanimidad en 1999, pero "cuando hay que hacer las obras de La Glorieta se sacan de la manga una decisión que fue muy polémica en su momento porque no tenía ninguna lógica y que ha costado mucho dinero". Ahora, y "un par de años después, tenemos que gastarnos más dinero para volver a la idea original".