Publicado 23/02/2021 11:00CET

El PP reclama al Gobierno de Aragón "firmeza" ante el retraso en la entrega de los bienes de Barbastro-Monzón

Archivo - Foto de archivo del diputado del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Romero.
Archivo - Foto de archivo del diputado del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Romero. - PP - Archivo

HUESCA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El diputado del Partido Popular (PP) por Huesca en la Cortes de Aragón, Antonio Romero, ha reclamado al Gobierno autonómico "firmeza en las palabras y en los hechos" ante los "retrasos deliberados" en la entrega de todos los bienes de las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón, que se encuentran en deposito en el Museo Comarcal y Diocesano de Lérida.

"Hay un momento en el que se puede confundir paciencia con pasividad y después de una semana sin resultados empezamos a pensar que el Gobierno aragonés ya se encuentra en fase de absoluta inacción", ha afirmado el diputado en una nota de prensa.

Este partido ha mencionado las declaraciones de determinados responsables políticos catalanes, como la consejera de Cultura, Àngels Ponsa, "que cuestionaba la imparcialidad de la justicia española en el procedimiento de las 111 obras en litigio", o del presidente de la Diputación Provincial de Lérida, Joan Talarn Gilabert, "que calificó de 'expolio' la decisión del órgano judicial" que dictó la devolución de estos bienes.

Ante estas posturas, Romero ha considerado que es "de ingenuos" esperar o confiar "que el Consorcio del Museo Comarcal y Diocesano de Lérida cumpla con el plan de retorno entregado al juzgado de guardia".

A su entender, "no vale conformarse", como hizo el consejero aragonés de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, "esperando que lleguen 'lo antes posible'" porque, "a veces hay que demostrar determinación, siempre dentro de la legalidad, y eso le está faltando al Ejecutivo".

Romero ha mostrado su decepción "más que notable" con la gestión del Gobierno autonómico respecto al conflicto de las obras de arte de las parroquias aragonesas, que también es compartida "por algunos de los alcaldes y muchos vecinos que están cansados, y con razón, primero del desprecio continuado de la Generalitat de Cataluña, y segundo de que el Gobierno de Aragón siga esperando y confiando".

Contador