El presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Teruel asegura que se ha notado "un bajón" en julio

Actualizado 04/08/2008 19:59:11 CET

TERUEL, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los datos relacionados con el turismo durante el mes de julio en la provincia de Teruel no son todo lo buenos que cabría esperar en un mes de temporada alta. El presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Teruel, Fernando Cánovas, aseguró a Europa Press que "no ha sido un mes muy fuerte" y añadió que "hemos notado bastante bajón con respecto a otros años".

Por comarcas, Cánovas señaló que "nos hemos salvado un poco en la capital, donde hemos hecho unos números de ocupación similares a los del año pasado". Sin embargo, "en comarcas como Gúdar-Javalambre, Albarracín o Matarraña el turismo ha acusado un descenso notable".

Además, Cánovas aseguró que "la crisis se ha dejado notar". Según han constatado los hosteleros "el turista se queda menos, consume menos en los hoteles" y es que "al final, el dinero de más que se paga en la hipoteca y en otros compromisos, se queda de menos en el gasto del turismo y del ocio".

El presidente de los hosteleros apuntó también que "en julio, hemos notado poco la Expo de Zaragoza". Canovas destacó que "ha habido gente de paso", pero que "las expectativas que teníamos puestas en la Expo no se han cumplido este mes". Aún así, reconoció que "tenemos bastantes esperanzas en que se note un poco más en agosto".

A pesar de las malas cifras, Cánovas se mostró optimista dado que "en los últimos años, el turismo ha bajado en julio y ha subido en septiembre", por eso deseó que también este año "sea así" porque "estamos promocionando todos nuestros recursos turísticos, tenemos unas buenas comunicaciones y tenemos que seguir luchando porque Teruel es un destino fabuloso".