El presidente de las Cortes de Aragón afirma que se debe atender a lo que dicen alcaldes y concejales sobre despoblación

Publicado 30/06/2019 11:09:48CET
Javier Sada, presidente de las Cortes de Aragón
Javier Sada, presidente de las Cortes de AragónEUROPA PRESS

ZARAGOZA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de las Cortes de Aragón, el socialista Javier Sada, ha manifestado que se debe atender mucho a lo que dicen los alcaldes y concejales, que "son los que mejor conocen el territorio" para abordar el problema de la despoblación.

Sada, que preside el Parlamento regional desde el pasado 20 de junio, ha apuntado que le hace "un poco de gracia" que la despoblación se haya puesto de moda. "Hace poco cumplí treinta y dos años de concejal, ya dejé de serlo hace dos semanas y ha sido siempre la principal misión", ha añadido el que también fuera alcalde de Ateca (1991-2011).

"Lo único que, entonces, nos preocupaba sólo a los que sufríamos la despoblación, ahora sí que hay una ventaja, que es que les preocupa también a la gente que vive en las ciudades, esa es la diferencia". En Ateca, cuando se perdió más población fue en los años sesenta, "se perdió prácticamente un tercio de la población en poco más de ocho o diez años, eso es el principio de la despoblación y en Aragón ha sido desde siempre", ha comentado.

Javier Sada ha resaltado que "sí que es importante lo que se puede aportar desde las Cortes, que es el acuerdo. Es fundamental que haya acuerdos, hasta ahora me parece que hay mucha preocupación por la despoblación, pero poca ocupación. Tenemos que pasar a hechos concretos, y son los alcaldes y concejales de los pueblos los que mejor saben cuáles son esos asuntos concretos".

"El Gobierno de Aragón ha estado haciendo su tarea el tema de mantener los servicios públicos y de calidad en los municipios, esto es un paso y existen otras medidas con las que hay que contar sí o sí obligatoriamente, si se quiere disponer de un acuerdo en las Cortes con los que más saben de esto, que son los alcaldes y concejales de los pueblos de Aragón", ha continuado diciendo el presidente de la cámara autonómica.

Las medidas "más importantes" han sido las que se han aprobado en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), cuya comisión de despoblación preside Juan Antonio Sánchez Quero, también presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ). "Esas son medidas concretas", ha apostillado.

Ha incidido en que "los que más saben de despoblación y de cómo se soluciona son los ayuntamientos, por eso a mí lo que más seriedad me produce es lo que está planteando la DPZ, desde su Cátedra de Despoblación; la FEMP, la Diputación de Huesca, la Diputación de Teruel, esos son los que más saben de despoblación".

Javier Sada ha citado como grandes medidas contra la despoblación: el acceso a los servicios, el empleo, las comunicaciones y transmitir lo bien que se vive en los pueblos porque "a veces se comete el error de hablar de la despoblación de los pueblos como algo muy negativo".

La primera cuestión, que ha enumerado ha sido la necesidad de mantener unos servicios de calidad en el territorio; el acceso a los servicios es importante para que las personas que decidan vivir en un municipio puedan tener acceso a los mismos servicios de una ciudad. "Eso es cuestión del Gobierno de Aragón, que creo que se hace bastante desde hace tiempo, aunque hay que seguir mejorando".

En segundo lugar, "para luchar contra la despoblación aparece otro tema fundamental, que es el empleo, resulta complicado, pero hay que hacer un esfuerzo. "Es cierto que la formación de los chavales de los pueblos lleva a veces consigo aparejado el que se vayan de su localidad, depende la cualificación que tengan, evidentemente, pero tenemos que hacer un esfuerzo para aquellos que quieran quedarse puedan tener posibilidad de hacerlo". Se ha referido, asimismo, a la apuesta por la agricultura. "La PAC tiene que cambiarse, no ha de ser un sistema de subvención sino que debe fomentar que los chavales se puedan quedar a vivir en los pueblos".

Javier Sada ha agregado que otro de los grandes ejes, como son las comunicaciones comprende no solo las carretera sino también el acceso a la tecnología. "Quienes quieran vivir en un pueblo deben tener el acceso a la misma tecnología y a las mismas condiciones que en las zonas urbanas".

Además, ha subrayado una cuestión "fundamental": "Si queremos atraer la gente a los pueblos, no podemos hablar mal de nuestros pueblos, de lo mal que estamos. Yo me niego a hablar mal porque vivir en un pueblo es una opción, es una opción de vida".

"Yo nací en Zaragoza, luego me fuí a mi pueblo, al de mi familia por trabajo, pero luego volví a trabajar en Zaragoza y seguí viviendo en el pueblo. Si queremos que la gente viva en los pueblos, hablemos de los bien que se vive y de su cercanía".

En ese sentido ha argumentado que "ya no es como hace cincuenta años, a veces en muchos pueblos cuesta menos venir a Zaragoza que de un barrio a otro de Zaragoza. A mi pueblo viene casi ochenta personas diarias desde Zaragoza a trabajar en él, en el instituto, en el centro de salud, si es factible hacerlo así por qué no es factible hacerlo en la otra dirección".

Sada ha considerado que en materia educativa, "desde el punto de vista de innovación se encuentra tanta innovación o más en muchos colegios de los pueblos que en los de las capitales, hay muchos menos alumnos y la calidad es importante y disponen de toda la tecnología".

"Por tanto, no hay grandes diferencias, aunque haya que seguir haciendo cosas, sí es cierto que en los pueblos no se pueden elegir centro, solo uno, pero desde luego a nivel de innovación contamos con casos emblemáticos como el del colegio de Alpartir, ejemplo de innovación, y se da en el medio rural, como el instituto de Ateca, donde se imparte formación profesional, se está apostando por ella".

"NO HAY VARITAS MÁGICAS"

"No hay varitas mágicas para la despoblación, en Aragón, con muchos municipios y dispersos, "resulta difícil, pero tenemos lo que tenemos y es factible sin varitas mágicas intentar que se mantengan los municipios".

Javier Sada ha estimado que "lo que hay que entender es que a la gente que opte por quedarse hay que darle las máximas facilidades, hacer atractivos los pueblos para que la gente se quede, que al igual que desde los pueblos se desplazan a Zaragoza a trabajar, que pueda darse el efecto contrario, algo que sí que se hace en Francia, la gente vive en su pueblo y va a trabajar a la ciudad".

"¿Hay mejor lucha contra la despoblación que intentar mantener colegios de tres niños o cuatro?", ha preguntado Sada. "Este esfuerzo se hace en Aragón, una medida que garantiza que no se despueble un municipio".

Ha finalizado diciendo que "en mi pueblo, en Ateca está garantizado que cualquier niño que nace puede ir a la escuela. No se ha evitado la despoblación porque existe un problema de empleo, cada cosa tiene que ir sumando, sin esperar grandes milagros, sino día a día e ir ganando la batalla día a día".