22 de febrero de 2020
 

Zaragoza.- La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica desarrolla "una labor de derechos humanos"

Actualizado 26/11/2007 20:03:57 CET

ZARAGOZA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) desarrolla en distintas localidades de la provincia de Zaragoza, especialmente en la zona de Calatayud, "una labor de derechos humanos", según consideró esta tarde el vicepresidente de la ARMH, Santiago Macías, en declaraciones a Europa Press.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica está realizando trabajos de exhumación de cuerpos en fosas comunes de varios municipios zaragozanos, como Illueca, localizando los restos de represaliados republicanos asesinados durante la Guerra Civil.

"La primera fosa que exhumamos en Aragón fue en Arándiga", recordó Macías, y posteriormente se han realizado más prospecciones en Maluenda e Illueca, "y las haremos en La Almunia y otras localidades de la zona de Calatayud", indicó.

La Asociación ha actuado por primera vez en la Comunidad de Aragón este año, y "nos hemos encontrado con un problema porque la lista (de represaliados) es larga". De hecho, "la zona de Calatayud no tiene nada que envidiarle a otras zonas como la de la ribera del Duero en Burgos y seguro que no conocemos ni la mitad de lo que hay", advirtió.

La iniciativa de exhumar fosas comunes de unos u otros lugares surge "a raíz del contacto con las familias", que ofrecen información a la Asociación sobre sus familiares y los lugares en los que desaparecieron. Así, se encuentran restos en distintos lugares. "Por ejemplo, en Arándiga se encontraron cuerpos al lado de una carretera; en Maluenda en el monte; y en Illueca, en el cementerio. En cada lugar había sistemas represivos distintos", señaló.

Uno de los últimos trabajos de la Asociación se ha desarrollado en el cementerio de Illueca, donde se encontraron los restos de 18 vecinos de Jarque (16 hombres y 2 mujeres) asesinados el 28 de agosto de 1936, un mes después del golpe de Estado militar. En este municipio trabajó un equipo de "unas doce personas entre arqueólogos, antropólogos, psicólogos, trabajadores sociales, y voluntarios".

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN.

A pesar de que con las exhumaciones de cuerpos se aborda una problemática que no todo el mundo está dispuesto a recordar, el vicepresidente de la ARMH, Santiago Macías, aseguró que "no hemos tenido nunca ningún problema" a la hora de trabajar en una localidad.

Sin embargo, "sí que vemos que en muchos casos, por desconocimiento e ignorancia de lo que vamos a hacer, la gente se alarma, pero la verdad es que llevamos a cabo una labor de derechos humanos". "Pero en los pueblos pequeños hay gente que quizás se molesta porque se remueve una historia que quieren olvidar", afirmó.

A la hora de desarrollar su labor, y en el caso de la Comunidad autónoma de Aragón, "el Gobierno de Aragón ha establecido un protocolo de actuación que cumplimos a rajatabla aunque al principio era un poco engorroso, pero está bien que lo hagan porque hay colectivos que no trabajan con mucho rigor".

Además de contar con "un buen número de datos" aportados por las familias, que "nos buscan a nosotros" para iniciar la búsqueda de sus familiares, en el protocolo establecido por el Gobierno de Aragón "entra todo, todos los permisos que podamos necesitar para trabajar" en las distintas zonas. Asimismo, el Ejecutivo autónomo "mira bien el equipo que va a trabajar y su experiencia. Al principio nos costó cumplirlo pero está bien que lo hagan porque garantiza el buen trabajo", valoró.

En el caso de otras zonas de España en las que no existen protocolos de actuación similares, "siempre seguimos el trámite con las familias y pedimos permiso a los propietarios de los terrenos o a las administraciones locales" para comenzar las exhumaciones.

Por otra parte, respecto a la reciente aprobación de la Ley de la Memoria Histórica, "aplaudimos su aprobación porque si cuando la Asociación inició su andadura hace siete años nos hubieran dicho que esto acabaría en una Ley no lo hubiéramos creído", aunque "es verdad que hay cosas que añadir" al texto, "pero es bueno que la Ley eche a andar, que se acerquen posturas, y luego las cosas se pueden pulir", concluyó.

ARCHIVOS DELEGACIÓN DEL GOBIERNO.

La Delegación del Gobierno en Aragón ofrece la posibilidad, desde el 18 de julio de 2006, de que aquellos ciudadanos que lo deseen puedan obtener información y documentación sobre sus familiares de los archivos de esta institución correspondientes a la época de la Guerra Civil.

El pasado día 26 de octubre, la Delegación otorgó los primeros datos de utilización de este servicio. En ese periodo (entre julio de 2006 y octubre de 2007), se enviaron 500 solicitudes y se ha dado respuesta a 430 de ellas. De estas consultas, 220 provenían de la provincia de Zaragoza, 114 de Teruel y 82 de Huesca.