Publicado 13/12/2021 15:14CET

Garzón aspira a que los españoles consuman menos carne y que compren de ganado extensivo en vez de macrogranjas

Defiende la "huelga de juguetes" como una "acción simbólica" para alertar de que se puede reproducir la desigualdad de género

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha aconsejado reducir la cantidad de consumo de carne por persona por razones sanitarias y ambientales de modo que ha insistido en la importancia de procurar mejorar la calidad, a través del fomento de la ganadería extensiva, frente a la carne de macrogranjas.

En declaraciones a la Radio Televisión de Canarias recogidas por Europa Press, Garzón considera que se debe lograr además que esa carne proceda de ganadería extensiva a la que ha definido como "sostenible ecológicamente y con impacto neutro", frente a la que procede de macrogranjas intensivas donde en espacios reducidos se concentran 4.000, 5.000 o 6.000 cabezas de ganado, con apenas creación de puestos de trabajo y una calidad de carne peor que, al mismo tiempo, conlleva un efecto medioambiental extraordinariamente alto y muy peligroso para la vida en el planeta".

Además de por razones sanitarias ha esgrimido la dimensión ambiental que opina que "van a la par", porque el consumo excesivo de carne tiene "consecuencias para el medio ambiente" como las emisiones de gases de efecto invernadero. A este respecto ha recordado que la OMS aconseja ingerir un máximo de 500 gramos semanales de carne mientras que en España la media es muy superior.

"La opción alternativa, consumir menos carne, mejora también la salud del planeta", ha destacado Garzón que ve en ello una doble victoria, porque una reducción del consumo de carne "progresiva y sistemática" implicará una mejora de salud individuales y también del propio planeta.

De ese modo, preguntado por la prohibición de la publicidad de alimentos procesados en determinados horarios para fomentar una mejora de la alimentación infantil, Garzón ha apuntado a las comunidades autónomas como administraciones responsables para que estas avancen en el fomento de una alimentación saludable en los colegios e institutos ante el problema de obesidad infantil en España, que ronda el 40 por ciento entre los menores de 6 a 9 años de edad.

Así, ha dicho que esta es "otra" de las líneas de trabajo que hay que coordinar con las comunidades autónomas ya que mientras algunos colegios e institutos están introduciendo menús saludables y otras formas de adquisición de alimentos siguen existiendo otros que tienen máquinas de vending con productos ultra procesados e "incluso" con bebidas energéticas, por lo tanto muy perjudiciales para la salud si se consumen de manera sistemática y apenas verduras y frutas.

A su juicio, esta es una de las "grandes batallas" que se tiene que hacer a nivel de toda la sociedad. "Cada administración pública debe contribuir en la forma que le sea posible pero todos tenemos que avanzar en la misma dirección para mejorar la salud individual pero también desde el punto de vista de la salud colectiva", ha señalado.

En definitiva, lo que pretende es "mejorar" los hábitos de consumo de la población infantil que vive un problema de salud pública "de primer orden". Así, ha recordado que el último informe Aladino, publicado en 2020, concluyó que entre los niños de 6 a 9 años de edad el sobrepeso y la obesidad representan el 40 por ciento, unas cifras que indica que son equivalentes a las de Estados Unidos o México y que "no se corresponden" con los hábitos de la dieta mediterránea.

Entre las causas ha citado la falta de ejercicio, el sedentarismo, la falta de tiempo de las familias para cocinar y la publicidad que "moldea y modula las mentes de los niños y las niñas, que en los supermercados piden determinados productos porque "lo han visto en la tele o porque lo han visto en sus dibujitos".

En este contexto, ha recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el consumo sistemático de ciertos productos es peor y más nocivo que el de otros por lo que opina que es necesario promover dietas basadas más en frutas verduras, legumbres y, desde luego, otros hábitos alimentarios que faciliten a los niños y las niñas desarrollar "la mejor salud posible en su etapa infantil".

Por eso, ha insistido en que existe la posibilidad de tener comida rápida y saludable para lo que considera preciso hacer "más baratos" los productos como la fruta y las verduras, ya que la tasa de obesidad es el doble entre las familias más pobres y las más ricas.

JUGUETES CONTRA DESIGUALDAD DE GÉNERO

Preguntado respecto a la campaña desarrollada la semana pasada en contra del sexismo en los juguetes, el ministro de consumo, ha explicado que se trató de una acción "simbólica" de concienciación a la sociedad respecto a que siguen existiendo prejuicios y estereotipos de género en el consumo de juguetes.

"Queremos alertar a los padres y madres de que tenemos que ser conscientes de que el tipo de consumo de juguetes puede reproducir la desigualdad de género", ha añadido.

En su opinión, los anuncios, en última instancia le están diciendo a los menores lo que se espera de ellos al llegar a la edad adulta, cuidados a las niñas y acción y deporte a los niños.

"Esto que está implícito podemos y debemos corregirlo para que desde el principio la desigualdad de género no esté en la parte más vulnerable de la sociedad que es la infancia", ha resumido.

Finalmente, ha celebrado que desde hace ya dos semanas han llegado al mercado las mascarillas transparentes y seguras contra el virus desarrolladas por los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Garzón reconoce que ha sido un proceso "arduo" pero que está muy satisfecho y atribuye este logro a la "muy importante" presión que ha ejercido el colectivo de personas sordas.

Para leer más

ASTURIAS RURAL ofrecido por