Innova.- El Centro Europeo del Soft Computing y la Universidad de Oviedo preparan un postgrado para el curso 2009-2010

Actualizado 06/07/2008 18:02:43 CET

OVIEDO, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Centro Europeo del Soft Computing (ECSC) y la Universidad de Oviedo preparan la implantación de un postgrado para el curso 2009-2010. Con ese propósito el nuevo equipo rectoral y los directivos del centro de investigación están manteniendo reuniones periódicas para llevar a delante el proyecto "con calidad y agilidad".

Según explicó el director general del centro, Luis Magdalena, en declaraciones a Europa Press, el objetivo es ampliar la oferta educativa de la Universidad con un postgrado especializado en 'Soft Computing'.

Con esta iniciativa ambas instituciones buscan promover la especialización de los estudiantes asturianos en una "innovadora" y "emergente" rama científica "con un amplio espectro" de actividades de investigación.

"Las reuniones están avanzando y queremos hacerlo bien por lo que trabajamos con agilidad pero sin prisa", afirmó Magdalena, quien estimó que podrá estar en marcha para el curso académico 2009-2010 coincidiendo con la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior.

Este proyecto se incluye en la apuesta del Centro Europeo de Soft Computing para "consolidar" su relación con el entorno, explicó su director.

TRAYECTORIA CONSOLIDADA.

Así, Luis Magdalena hizo un balance de la actividad del centro en el Principado de Asturias desde su puesta en marcha en el campus de Mieres en el año 2006. Recordó las dificultades para el "arranque", en especial para la captación de investigadores, pero aseveró que cuenta ya con "una trayectoria consolidada en poco más de dos años".

El centro dispone, actualmente, una plantilla de cerca de 40 personas entre investigadores, técnicos, colaboradores y personal en formación.

El Soft Computing aborda la transferencia de tecnología y el diseño de sistemas inteligentes para la resolución de problemas reales. "Las líneas de trabajo surgen de la colaboración con el Comité Científico que señala cuáles son las investigaciones más punteras o con mayor grado de aplicación", señaló.

Entre los objetivos del centro, más allá de la actividad investigadora, está la divulgación científica y la aproximación a los sectores productivos y la sociedad civil para dar a conocer las aplicaciones del 'Soft Computing'.

Por ello, organiza congresos, jornadas, seminarios y cursos de verano que permiten acercar la ciencia a la empresa y la comunidad educativa. "Intentamos explicar que la ciencia puede ser interesante y ofrece soluciones a las necesidades de la sociedad", remarcó.

Luis Magdalena sostiene que la ubicación del centro en la comunidad ha sido "muy beneficiosa" como foco de atracción para investigaciones de carácter y reconocimiento internacional.

LA FUNDACIÓN.

El centro está promovido por la Fundación para el Progreso del Soft Computing, que dispone del apoyo financiero de CajAstur, el Gobierno del Principado de Asturias y el Instituto para la reestructuración de la minería del carbón y desarrollo alternativo de las comarcas mineras del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

También tiene su sede en Mieres y está dirigida por un Patronato compuesto por representantes de las entidades promotoras, los Sindicatos y la Universidad de Oviedo.

Su principal objetivo es impulsar el desarrollo del centro y su actividad con el propósito de servir como referente a nivel mundial en la investigación y aplicación del Soft Computing.