Publicado 16/12/2021 14:23CET

El acusado de dar un billete falso de 500 euros para comprar una tablet acepta una pena de 2 años y 7 meses

Archivo - Palacio de Justicia Gijón
Archivo - Palacio de Justicia Gijón - EUROPA PRESS - Archivo

GIJÓN, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El hombre acusado de entregar un billete falso de 500 euros para
comprar una tablet a una particular en Gijón ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de dos años y siete meses de prisión y el pago de una multa.

Así lo ha hecho, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial con sede en Gijón. El procesado ya tiene una condena anterior por tenencia de moneda falsa.

Al margen de la pena de cárcel, la multa impuesta es de 687,5 euros, mientras que por el delito leve de estafa la condena es de un mes de multa con una cuota diaria de 6 euros.

El acusado deberá además abonar las costas procesales y, en concepto de responsabilidad civil, indemnizará a la perjudicada con 348,05 euros, más los intereses legales correspondientes.

De acuerdo al relato fiscal, reconocido ahora por el acusado, el procesado (1992), en fecha indeterminada pero en todo caso en el mes de diciembre del año 2019, contactó telefónicamente con la víctima para interesarse por la compra de una tablet que esta había puesto a la venta a través de una página web.

El hombre lo hizo a sabiendas de que iba a realizar el pago con un billete y con el objeto de introducir en el circuito económico español, concretamente en Gijón, moneda no autentica.

De esta forma, el 23 de diciembre de 2019, sobre las 19.0 horas, el procesado acudió al domicilio de la víctima, en Gijón, y le entregó un billete falso de 500 euros. El precio de la tablet era de 400 euros, por lo que la víctima le dio además 100 euros de cambio.

A simple vista no se podría apreciar la falsedad del billete, aunque tampoco consta que el procesado sea el autor de la manipulación del mismo.

El perjuicio total ocasionado a la víctima ascendió a 348,05 euros, correspondientes al billete de 100 euros entregado en concepto de cambio al procesado y 248,05 euros correspondiente al importe que había pagado por la adquisición de la tablet.

El hombre fue juzgado por un delito de distribución de moneda falsa del artículo 386.1.3º y 2 del Código Penal y uno leve de estafa del artículo 249, último párrafo, con relación con el artículo 248 del Código Penal, con la circunstancia agravante de reincidencia en el primer caso y la atenuante de drogadicción.

Para leer más