Un acusado de maltratar y prender fuego a la casa de su pareja, reconoce los hechos y acepta 6 años de cárcel

Publicado: martes, 11 junio 2024 18:31

OVIEDO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre acusado de maltratar de forma habitual y prender fuego a la casa de su pareja en el concejo de Aller, ha reconocido este martes los hechos y acepta condenas que suman 6 años de prisión, entre otras penas y medidas. La vista oral estaba señalada en el Juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo.

El acusado, en prisión provisional por esta causa desde enero de 2023 (detenido el 18 de enero), fue pareja sentimental de la víctima desde mediados de 2022 hasta esa fecha, sin hijos en común. No convivían juntos.

El Ministerio Fiscal sostiene que la relación se desenvolvió dentro de un clima vejatorio e intimidante para la víctima, a la que el acusado controlaba frecuentemente, le vigilaba el teléfono, la obligaba a cambiarse de ropa y le decía que "iba a matar a sus padres, que le iba a hundir la vida o que le iba a prender fuego".

"El acusado, no solo empleó la palabra, sino que además, con el objeto de atemorizarla en mayor grado, también pasó a los hechos, pues en múltiples ocasiones atentó contra su patrimonio (bien apoderándose o deteriorando objetos de ella, bien empleando el fuego para destruirlos totalmente)", indican desde la Fiscalía, añadiendo que la víctima presentaba una fuerte dependencia emocional hacia el acusado, sin denunciarlo hasta que se produjo el episodio de la quema de vivienda.

Un día cercano al 20 de diciembre de 2022, el acusado, en la zona de Viella-Siero, quemó un vehículo A6 que la víctima había adquirido por 2.000 euros, aunque había decidido ponerlo a nombre del acusado. Los dos iban en el coche y comenzaron a discutir, momento en el que la víctima le pidió que parase y decidió llamar a un taxi. Al bajarse, comprobó que el acusado había encendido el asiento del vehículo, extendiéndose luego el fuego a todo el coche.

La víctima sufrió unas quemaduras en la mano derecha al tratar de apagarlo, de las que no recibió asistencia médica hasta el 16 de enero de 2023. El vehículo fue peritado en 2.100 euros. Además, en día no concretado, el acusado rompió el teléfono móvil de la víctima tras una discusión.

Además, cerca del 24 de diciembre de 2023, el acusado, en una discusión porque quería quitarle a la víctima el teléfono, la cartera y las llaves de casa para que no pudiera salir, comenzó a agredir a la mujer, golpeándola en el pecho y en la mano derecha, fracturándole un dedo. La víctima acudió a curarse el 4 de enero, aunque en ese momento no mencionó que había sufrido un accidente laboral.

Cerca del 10 de enero de 2023 comenzaron una discusión en el domicilio de la víctima y el acusado se apoderó de un sobre que tenía 1.300 euros propiedad de la mujer –fruto de sus ahorros mensuales-, marchándose de la vivienda. En día no concretado pero cercano al 6 de enero de 2023, el acusado prendió fuego a un sofá del domicilio de ella. La mujer sufrió unas quemaduras en la mano derecha al apagarlo, de las que no recibió asistencia médica hasta el 16 de enero.

Además, en la noche del 14 de enero de 2023, el acusado entró en el domicilio habitual de la víctima, en Aller, del cual tenía una copia de la llave, y le prendió fuego, calcinándose completamente. En ese momento no había nadie en el interior de la casa. Se han peritado los desperfectos en 49.849,35 euros. Además, en las zonas comunes del edificio se produjeron desperfectos. Los daños fueron abonados por los seguros. Tras los hechos, el acusado se dio a la fuga hasta que fue detenido el 18 de enero.

Durante esos días, mantuvo con la víctima diversas conversaciones por WhatsApp en las que le pedía perdón, le preguntaba si le había denunciado y también por Instagram, intimidándola a ella y a su padre.

Por esos hechos, el Juzgado de Lena nº 1 dictó el 16 de enero un auto acordando prohibir al acusado aproximarse a menos de 500 metros a la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro en el que se encontrara, así como de comunicarse con ella por cualquier medio. El acusado fue detenido el 18 de enero.

La Fiscalía considera que los hechos constituyen un delito de violencia física y psíquica habitual en el ámbito familiar; delitos continuados de daños mediante incendio; delitos de daños, lesiones y hurto, así como un delito continuado de amenazas. Concurren la atenuante de drogadicción y la agravante de reincidencia y de parentesco.

Tras reconocer los hechos, el acusado aceptó penas que suman seis años de cárcel, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y 2 años y 11 meses de privación del derecho a la tenencia y porte de armas; así como prohibición de aproximarse a menos de 500 metros a la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o cualquiera en el que se encuentre, así como de comunicarse con ella por cualquier medio; 5 meses de multa con una cuota diaria de 6 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

En concepto de responsabilidad civil, el acusado indemnizará a la víctima por el maltrato físico y psíquico y el daño moral derivado de los hechos y las lesiones, así como al Principado de Asturias, por el importe que supuso la movilización del Servicio de Bomberos para la extinción del incendio en la vivienda de la víctima, a las compañías de seguros de cada uno de los copropietarios de la comunidad, y al Sespa, más los intereses legales correspondientes.

Contador

Leer más acerca de: