Actualizado 04/05/2007 18:46 CET

Cajastur cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 49,9 millones

OVIEDO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Cajastur logró en los tres primeros meses del año 2007 un beneficio neto de 49,9 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 28,4 por ciento en términos de resultados recurrentes. El beneficio total descendió, sin embargo, un 17,7 por ciento respecto el mismo periodo del año anterior, en el que se produjo la venta de títulos de Ebro Puleva que supuso unos resultados por operaciones financieras, no recurrentes, de 33,5 millones de euros, según informó la entidad bancaria a través de una nota de prensa.

Cajastur atribuye los resultados al "sólido desarrollo de la actividad comercial, con un crecimiento del 25,6 por ciento del volumen de negocio hasta alcanzar la cifra de 19.218,1 millones de euros y con un aumento de la inversión crediticia del 33 por ciento, así como la favorable coyuntura de los mercados financieros".

Según los datos facilitados por la entidad, el margen de intermediación de Cajastur alcanzó la cifra de 78 millones de euros, con un crecimiento del 14,1 por ciento respecto al mismo período del año anterior, producto de la mayor actividad comercial y del sólido crecimiento del negocio típico bancario.

El resto de márgenes, tanto el ordinario como el de explotación, en cambio, se vieron afectados en su comparación con el mismo periodo del año anterior por la operación de venta de acciones de Ebro Puleva. De esta forma, el margen ordinario experimentó un descenso del 16,4 por ciento, que, sin embargo, en términos recurrentes tuvo una variación interanual positiva del 17,5 por ciento.

VOLUMEN DE NEGOCIO

En cuanto al volumen de negocio, en el primer trimestre del año, Cajastur alcanzó los 19.218,1 millones de euros, lo que significó un crecimiento del 25,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. El saldo a 31 de marzo de los recursos captados totales ascendió a 10.651,9 millones de euros, con un incremento en términos interanuales del 20,2 por ciento. Este crecimiento se ha concentrado especialmente en productos a plazo, los cuales se vieron favorecidos por las subidas de tipos de interés y el cambio fiscal que afectó a los fondos de inversión.

El saldo de la inversión crediticia se elevó a 8.566,2 millones de euros, con un incremento del 32,9 por ciento respecto a marzo del año anterior. El volumen de préstamos y créditos formalizados en el primer trimestre del año ascendió a 1.198,7 millones de euros, un 29,9 por ciento más que en igual período del año anterior.

El índice de morosidad del Grupo Cajastur a 31 de marzo se situó en el 0,41 por ciento, cuatro centésimas por debajo del alcanzado en marzo de 2006. Cajastur ha mantenido su estrategia de prudencia en materia de gestión de riesgos, lo que ha llevado a mantener un nivel de cobertura de los activos dudosos del 377,2 por ciento, entre los más altos del sector.

EXPANSIÓN COMERCIAL

En los tres primeros meses del año, en el marco del plan de expansión territorial, se abrieron 12 oficinas en diversas comunidades autónomas. Asimismo, comenzó la ampliación de la red de oficinas en Gijón, con la apertura de 2 nuevas sucursales. La red comercial de Cajastur al final de marzo estaba formada por un total de 313 oficinas, de las cuales 104 se localizan fuera del Principado de Asturias y otras 13 son oficinas especializadas en empresas y banca privada y personal.

Paralelamente, Cajastur está intensificando sus esfuerzos en ampliación y mejora de servicios a través de los nuevos canales de banca a distancias, vía Internet, teléfono o WAP. El volumen de contratos de banca a distancia sigue manteniendo un ritmo de crecimiento, del 14,5 por ciento interanual, con más de 137.000 contratos.