Carcedo resalta la labor "decisiva" del Nobel Severo Ochoa para el desarrollo de la biología molecular y la genética

Actualizado 01/09/2019 14:24:46 CET
Visita de la ministra de Sanidad y el presidente del Principado a la muestra sobre el 60 aniversario del Nobel a Severo Ochoa
Visita de la ministra de Sanidad y el presidente del Principado a la muestra sobre el 60 aniversario del Nobel a Severo Ochoa - EUROPA PRESS

"Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que España y Asturias se enganchen a la vanguardia científica", defiende Adrián Barbón

OVIEDO, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha resaltado este domingo el necesario agradecimiento y reconocimiento a la labor "decisiva" de Severo Ochoa para el desarrollo posterior de la biología molecular y la genética en el 60 aniversario de la concesión del Nobel de Medicina al científico "asturiano y universal".

Durante su intervención en la inauguración de la macro-exposición 'Severo Ochoa y la belleza de la Ciencia', la ministra ha recordado que conoció al Nobel en sus últimos años de vida cuando ella participaba desde el Gobierno en el diseño de un sistema de salud "de carácter universal y de calidad" que "es reconocido internacionalmente como uno de los grandes logros de la democracia española".

Asimismo, Carcedo ha remarcado que los logros de Severo Ochoa, fueron "decisivos" para el desarrollo posterior de la biología molecular y de la genética. "Esto que está sucediendo con el mundo de la genómica se lo debemos en gran parte al trabajo de Severo Ochoa", ha aseverado, defendiendo el concepto terapéutico de la medicina.

La ministra considera que los 60 años transcurridos "dan perspectiva suficiente para apreciar la huella de Ochoa" en la ciencia nacional e internacional. Por ello, sostiene que "hay mucho que agradecer y reconocer a Severo Ochoa como asturianos y como ciudadanos del mundo, porque los conocimientos no tienen fronteras".

En la misma línea, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha señalado que la muestra supone una posibilidad de "reencuentro y reconocimiento" a la figura del investigador luarqués, en un momento en que, subraya, desde el Gobierno de España y el de Asturias se impulsa un compromiso con la investigación científica y las políticas de I+D+i.

Barbón ha afirmado que la "auténtica batalla del siglo XXI" es la "competición global del talento". "Las administraciones públicas tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que España y Asturias se enganchen a la vanguardia científica", ha remarcado.

"Por eso, pese a algunas críticas, hemos sido valientes y hemos creado una Consejería de Ciencia, Innovación y Universidades, convencidos de que esas tres palabras juntas forman la trilogía del futuro de Asturias", ha añadido.

Por su parte, el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli ha agradecido la elección de la capital asturiana para acoger la muestra y reconocer la trayectoria científica y personal de Severo Ochoa, un hombre que "modificó el paradigma científico" y supuso "un hito sin precedentes para Asturias".

'SEVERO OCHOA Y LA BELLEZA DE LA CIENCIA'

La muestra de 400 documentos y 100 obras artísticas estará en dos sedes simultáneas, el Museo Arqueológico de Asturias y el Espacio Trascorrales, del 1 al 22 de septiembre.

La Fundación Méjica junto con la Real Academia de Medicina de Asturias, presidida por el doctor Julio Bobes, con la colaboración de la Universidad de Oviedo, el Colegio de Médicos de Asturias, el Ayuntamiento de Oviedo, la Consejería de Salud y el Hospital Universitario de Asturias (HUCA) han diseñado un proyecto de muestra de Ciencia y Arte para presentar en los sitios de referencia de la vida del Nobel luarqués.

La muestra que representa lo científico cuenta con documentación inédita: fotografías, cartas, discursos, dibujos y notas. Un total de 500 documentos han sido rehabilitados y recuperados, desde su recordatorio de Primera Comunicación en Málaga a su discurso en inglés el día de la entrega del Nobel en Estocolmo. El legado fotográfico recoge desde fotografías de sus abuelos, partidas de nacimiento y matrimonio de sus padres hasta las últimas imágenes familiares antes de su muerte.

La muestra de carácter personal-científico se complementa con la perspectiva plástica. Las obras responden a diversas expresiones, desde pinturas de grandes dimensiones a piezas de joyería, pasando por la escultura, el dibujo y la obra gráfica.

También se han acopiado algunas cosas del premio Nobel Santiago Ramón y Cajal, un relieve de Victorio Macho, una memoria de sus tesis doctoral o la máscara mortuoria realizada por Mariano Benlluire, entre otras. De este modo, la muestra artística de ambos Nobeles se exhiben en paralelo.