Un centenar de trabajadores de la cárcel de Asturias se suman a la huelga de prisiones por sus condiciones laborales

Concentración en la huelga de prisiones en Asturias
EMPLEADOS DE PRISIONES EN ASTURIAS
Publicado 17/11/2018 19:13:24CET

OVIEDO/MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de trabajadores de la cárcel de Asturias se han sumado este sábado a la huelga en instituciones penitenciarias que, tras las jornadas de paros celebradas los días 24 y 26 de octubre, se lleva a cabo los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre para reclamar mejorar en sus condiciones laborales.

"Tan solo acudieron a su puesto de trabajo aquellos trabajadores que tenían asignados servicios mínimos", según indican desde CSIF, UGT, Acaip y CCOO. "Los trabajadores del turno de noche no pudieron salir hasta pasadas las 11.00 horas sin que se les proporcionara por parte de la Administración ningún desayuno, a pesar de llevar más de 12 horas de servicio", apuntan en un comunicado las organizaciones sindicales convocantes.

Igualmente, añaden que "la apertura de las celdas de algunos departamentos fueron efectuadas por los mandos de la prisión" y "hubo un retraso importante en las comunicaciones familiares de los internos". No obstante, señalan que la jornada transcurrió "sin ningún tipo de incidente".

En el conjunto del país, los sindicatos CSIF, UGT, Acaip y CCOO han resaltado que las instituciones penitenciarias y sus profesionales llevan "más de diez años padeciendo el olvido de la administración" y que las consecuencias son "el deterioro de un servicio público esencial".

Asimismo, han lamentado que "más de 3.500 vacantes" a nivel nacional "no se han cubierto de un total de 23.000 empleados penitenciarios", asegurando que "la ratio en el área de vigilancia puede llegar a un funcionario por cada 144 internos".

"La Oferta de Empleo Público (OEP) de este año tiene previsto cubrir 911 plazas, ni una tercera parte de las necesarias y esto supone un riesgo no solo para los funcionarios, sino también para los internos que no ven garantizada su seguridad", han explicado los sindicatos.

Además, han criticado que los funcionarios "no cuentan en su uniforme con esposas, porra, ni mucho menos pistola eléctrica" porque sólo cuentan con "unos guantes de jardinero y un bolígrafo y ninguno ha recibido formación continua en defensa personal ni artes marciales". "Somos personas normales, una gran parte licenciados en disciplinas que poco o nada tienen que ver con este trabajo", han apostillado.

Igualmente, han añadido que los trabajadores de estas instituciones son "el último eslabón en la cadena de justicia", tras la detención por parte de la Guardia Civil y Policía Nacional, y enjuiciamiento, por los tribunales competentes, es el turno de los empleados de prisiones "la recuperación para la sociedad de aquellas personas que no están preparadas para vivir en libertad según jueces y tribunales".

"Nuestra labor no acaba aquí, hemos sido pieza fundamental en la investigación, seguimiento y control de terroristas de ETA y ahora de yihadistas", han subrayado.

Además, la plataforma ha resaltado que une "en un hecho sin precedentes" a todos los sindicatos con representatividad en prisiones y ha recordado que el 25 de septiembre recibió una propuesta de mejora salarial y laboral por parte del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González, que "se acercaba a nuestras pretensiones".

"Una propuesta que suponía una subida salarial lineal de unos 300 euros en tres años para todos los trabajadores penitenciarios, lo que supondría un gasto a cargo del Estado de unos 123 millones de euros al año", ha explicado, indicando que suponía además "el compromiso de un concurso anual y una OEP suficiente de acuerdo a las necesidades existentes".

Sin embargo, el día 28 del mismo mes, esta propuesta "es retirada bajo el argumento de que Función Pública no aprobaba este gasto". "Incomprensiblemente al día siguiente, este gobierno a través de Hacienda, el mismo órgano que no aprueba nuestra mejora salarial, paga la deuda histórica que Cataluña tenía con los Mossos de Escuadra, que asciende a un total de 700 millones de euros", ha asegurado la plataforma.

Por último, los sindicatos han asegurado que de no ser atendidas sus reivindicaciones, se dará "un paso más" y se convocará una "huelga indefinida".

Contador