"La combinación de ambos trabajos pueden tener resultados que nos salven la vida", destaca el jurado

Publicado 05/06/2019 13:51:54CET
EUROPA PRESS

OVIEDO, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019 ha concedido este miércoles el galardón a las biólogas especialistas en plantas Joanne Chory (EEUU) y Sandra Myrna Díaz (Argentina), por su contribución a la lucha contra el cambio climático a través del estudio de las plantas y de los ecosistemas. La divulgadora y matemática Clara Grima ha destacado que estos trabajos, de forma conjunta, "pueden tener resultados que nos salven la vida".

Tras analizar las 46 candidaturas de 23 nacionalidades que optaban al galardón, el jurado se ha decantado por este premio compartido en el que han valorado la propuesta novedosa de la investigación de Chory por la que se están creando plantas capaces de captar mayores cantidades de Dióxido de Carbono. "Sería nuestra salvación", ha apuntado en declaraciones a los medios Clara Grima, quien ha añadido que es una buena propuesta "ya que los humanos no conseguimos dejar de tener actividades contaminantes".

A este trabajo se suma el realizado por la argentina Díaz, que busca el incremento de la biodiversidad para frenar un calentamiento global que, precisamente, merma la diversidad biológica de la Tierra. Su investigación "pretende aumentarla para que sea funcional", según la divulgadora.

Estas dos líneas combinadas hacen un "trabajo espectacular" para paliar la acción humana. En palabras de Clara Grima, el cambio climático es un problema "del que se habla poco" y por el cual la especie humana "se está cargando las condiciones de vida del planeta". "Hay que hacer cosas urgentes y esta es una idea fabulosa", ha argumentado.

Para el biólogo Ginés Morata el trabajo realizado por las dos premiadas es "verdaderamente espectacular", tanto en el nivel molecular al que se dedica Chory como en el ámbito del estudio de los ecosistemas y la biodiversidad para el mantenimiento de especies vegetales y animales en el que trabaja Díaz.

Sin caer en afirmar que estos dos trabajos por sí solos vayan a "contener" el cambio climático, Morata sí considera que han logrado desarrollar tecnologías "muy importantes" para mitigar los aspectos negativos del cambio climático, como la cantidad de carbónico en el aire.

La directora del Museo de la Ciencia de Valladolid, Inés Rodríguez Hidalgo, ha destacado que las investigaciones de ambas galardonadas "cumplen perfectamente" los objetivos del premio, por su carácter "pionero y trascendental". "Son contribuciones de vital importancia para la lucha contra el cambio climático y para la preservación de la biodiverisdad", ha añadido.

Ha valorado además que el contenido de este premio sea "algo relevante y comprensible" para la sociedad. Es por ello que espera que la gente "lo entienda como algo suyo" y sirva para concienciar sobre la lucha contra el cambio climático, una "tarea ineludible" tanto en el ámbito personal como global.

Este es el séptimo de los ocho premios internacionales que convoca cada año la Fundación. En la pasada edición de 2018, el premio fue para el biólogo sueco Svante Pääbo, especialista en genética evolutiva.

Contador