Publicado 08/03/2015 17:41CET

El Consejo de la Mujer de Avilés defiende la educación en valores y la igualdad

OVIEDO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de la Mujer de Avilés ha reivindicado este domingo, 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, la formación en valores y la lucha contra la desigualdad y la pobreza, como formas de avanzar hacia la igualdad de las mujeres y los hombros.

En un comunicado remitido al respecto, el Consejo considera que "hay una forma distinta de entender y ejercer la ciudadanía, no supeditada a un orden entre las personas basado en la desigualdad. Y pedimos a nuestros representantes, mayoritariamente hombres, que nos apoyen para lograr la presencia de las mujeres en instituciones, partidos políticos, asociaciones y sindicatos; que las políticas de redistribución sean equitativas, justas y transformadoras de la sociedad, de esa sociedad de la que somos más de la mitad2.

Ha mostrado su apoyo "a todas las medidas que se pongan en marcha para fomentar el empoderamiento de las mujeres y la necesaria transformación en el acceso al poder para conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres".

Ha pedido el fomento de "una educación en valores de igualdad, respeto, justicia y dignidad para que nuestras niñas y niños puedan disfrutar de una sociedad más igualitaria, justa, crítica, solidaria y libre de cualquier tipo de violencia. Una educación de niños y niñas que no se fije sólo en el hecho de compartir saberes y conocimientos sino también en las relaciones entre ambos, en el respeto y el conocimiento mutuo. Una educación no segregada en la que niños y niñas aprendan a relacionarse mutuamente lo que supondrá, en un futuro, una relación sana e igualitaria entre hombres y mujeres base fundamental contra la violencia de género".

Ha reivindicado "la igualdad para todas, especialmente para las más vulnerables, mujeres y niñas víctimas de la trata en situaciones de pobreza extrema y también para las que sufren día a día la violencia de género. Está en nuestras manos ofrecerles la confianza y el apoyo que necesitan para salir de estas nuevas formas de esclavitud del siglo XXI2.

Han mostrado su disposición a "seguir trabajando con firmeza y contundencia por la igualdad entre hombres y mujeres con un compromiso unánime, a acabar con los tópicos y etiquetas que se nos han asociado, a eliminar todos aquellos obstáculos con los que nos encontramos, y a cambiar las normas, estructuras, mentalidades y costumbres que nos impiden seguir avanzando en la consecución de nuestras metas".