Actualizado 17/10/2009 18:20

Controlada la fuga de gas registrada en el barrio de Contranquil de Cangas de Onís

OVIEDO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de Bomberos de Asturias con base en Cangas de Onís han regresado a su base tras controlar una fuga registrada en el barrio de Contranquil, en la calle Juan Carlos I, a la altura de número 5, en el municipio cangués.

Según informó el 112-Asturias a través de una nota de prensa, la fuga procedía de la válvula de un depósito de suministro de gas propano soterrado en un jardín cercano a dos edificios de viviendas. Ninguna persona resultó afectada aunque por prevención los bomberos ordenaron el desalojo de una treintena de personas residentes en los dos edificios, de tres plantas, ubicados en las inmediaciones del escape. Los vecinos afectados ya han podido regresar a sus casas.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112-Asturias recibió la alerta a las 12.10 horas. En la llamada señalaban que se detectaba un fuerte olor a gas en la zona. Indicaban que en las inmediaciones del edificio de viviendas, en el jardín, había soterrado un depósito de gas propano para el suministro.

De inmediato se movilizó a los bomberos que tras llegar al lugar, acordonar la zona y realizar las oportunas mediciones que confirmaron una concentración alta de gas en la calle, ordenaron por prevención el desalojo de dos edificios colindantes.

Tras contactar con los responsables de la compañía suministradora que ya habían sido alertados desde el 112-Asturias, los bomberos fueron los encargados de cerrar la válvula que originó el escape.

Tras taponar la fuga, realizar nuevas mediciones y llevar a cabo las oportunas medidas preventivas, los efectivos esperaron en el lugar del incidente a que llegasen los responsables de la compañía suministradora para revisar la situación.

Una vez que se confirmó que ya no había escape de gas y que las mediciones realizadas eran correctas se permitió a los vecinos regresar a sus viviendas y los bomberos, a las 14.39 horas, retiraron del lugar regresando a su base en el parque de Cangas de Onís.

Además de a los bomberos y a los responsables de la compañía de gas, el 112-Asturias avisó de los sucedido a la Policía Local que se personó en el lugar y a título informativo al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU).