Publicado 12/01/2022 16:28CET

FADE ve positivo el nuevo modelo de gestión de bajas por COVID-19

Archivo - Sede de FADE
Archivo - Sede de FADE - EUROPA PRESS - Archivo

La patronal insiste en su propuesta de que la vacuna pueda administrarse en centros de trabajo

OVIEDO, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación Asturiana de Empresarios (FADE) ha calificado este miércoles de "muy positivo" el nuevo modelo excepcional de gestión de bajas por COVID-19 anunciado por el Gobierno asturiano.

Para FADE, te modelo cumple tres requisitos que considera esenciales: el control sanitario de los casos positivos; la simultaneidad en la concesión del alta y la baja, con un periodo entre ambas de siete de siete días y sin perjuicio de prórrogas por agravamiento, y un sistema de gestión independiente que desahoga la presión sobre la atención primaria.

FADE recuerda en una nota de prensa que ha venido manifestando, desde la avalancha de casos surgidos por la nueva variante en el periodo navideño su profunda preocupación por la gestión de las bajas y altas laborales, proponiendo un sistema de agilización burocrática y la expedición simultánea del parte de alta y baja.

La gestión de altas y bajas derivadas de los contagios, tal y como se ha venido realizando hasta ahora, además de contribuir a colapsar la atención sanitaria, ha generado un enorme problema en el ámbito laboral, tanto en la petición de bajas como en la imposibilidad de tramitar las altas en el momento adecuado, según los empresarios asturianos.

No obstante, FADE insiste en su propuesta de que la vacuna contra la COVID-19 pueda administrarse en centros de trabajo que dispongan de servicio médico propio, junto a la posibilidad de que las mutuas o los servicios de prevención ajenos les presten ese servicio, siempre que voluntariamente el trabajador quiera vacunarse. Esta medida contribuiría decisivamente a agilizar el proceso de vacunación, beneficiando no solo a las empresas sino al conjunto de la sociedad, explican.

NÚMERO DE BAJAS

Según datos de la patronal asturiana, desde enero a noviembre de 2021 tuvieron lugar 31.200 bajas por COVID-19. Solo en diciembre de 2021, en realidad en su última quincena, se concentraron 9.900 bajas más.

Pero el problema se agrava en enero de 2022: en los días transcurridos de este mes se produjeron casi 9.000 bajas adicionales por COVID-19.

FADE explica que la concentración de bajas afecta de manera esencial al funcionamiento de muchos servicios públicos y empresas, y su alargamiento innecesario por problemas burocráticos agrava severamente el problema.

Contador