Gijón.- Medio Ambiente da luz verde al proyecto de autovía de acceso al puerto de El Musel

Actualizado 15/03/2007 21:08:14 CET

OVIEDO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente ha dado luz verde a la la declaración de Impacto Ambiental (DIA) a la realización del proyecto la autovía de acceso al puerto de El Musel. La declaración, que hoy se publica en el BOE, ha resuelto que siempre y cuando se autorice el proyecto en las condiciones señaladas en la misma, quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales, según informó el Ministerio a través de un comunicado.

El objeto del proyecto es la construcción de una autovía que permita la conexión del puerto de El Musel con la A-8 Autovía del Cantábrico, mejorando las condiciones actuales del tráfico de la zona, al evitar que los usuarios se vean obligados a llegar hasta el núcleo urbano de Gijón para conectar con el puerto de El Musel y así reducir las distancias recorridas.

De las alternativas estudiadas, la declaración de impacto ambiental ha seleccionado la alternativa IV ya que ésta implica un menor movimiento de tierras, una menor afección sobre la geología, la hidrología y el paisaje, y por evitar atravesar habitats, al proyectarse sobre una franja reservada para infraestructuras en el planteamiento vigente. Dicha alternativa incluye el soterramiento del vial Jove. La Alternativa elegida cuenta con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Gijón y la Autoridad Portuaria de la ciudad.

La Declaracion de Impacto Ambiental, hoy aprobada, da respuesta a las cuestiones planteadas en las consultas previas y en las alegaciones, estableciendo una serie condiciones ambientales que el promotor deberá cumplir para la ejecución del proyecto.

Con el fin de minimizar el impacto acústico se implantará un firme con capa de rodadura bituminosa que reduzca el ruido generado. Para garantizar la protección a la hidrología se evitará la ubicación de instalaciones, préstamos y vertederos en los cauces de drenaje natural del territorio. Se realizarán, asimismo, drenajes transversales en todos los cauces interceptados por el trazado y se instalarán barreras de sedimentación y dilución para evitar el arrastre de sólidos y vertido a los cauces, en especial sobre el río Aboño.