El mes de diciembre fue 'muy cálido' en Asturias y uno de los más secos de los últimos años

Publicado 04/01/2019 12:41:37CET

OVIEDO, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El mes de diciembre ha sido en Asturias "muy cálido" y "muy seco" en prácticamente toda la región. En el aeropuerto de Asturias, este ha sido el tercer diciembre más seco desde 1981, después de 2015 y 1991. En Oviedo, ha sido el séptimo más seco.

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología la temperatura máxima más alta se produjo el día 15 en Mieres con 22,3 grados, mientras que la más baja fue -3,3 grados el día 30 en Pola de Somiedo. La máxima precipitación en 24 horas fue también en Pola de Somiedo, con 22,6 mm (1/m2) el día 10. Por otro lado, la racha máxima fue 119 km/h el día 18 en Carreña de Cabrales.

En general, el mes de diciembre recogió menos precipitación de la esperada, y la mayoría cayó concentrada al paso de un sistema frontal a mediados de mes. La persistencia del tiempo anticiclónico y la ausencia de vientos del norte, marcó el carácter del pasado mes.

La precipitación se repartió por toda la región en dos episodios: uno breve y de lluvia escasa, el día 3 -cuando se recogieron cantidades de alrededor de 10 mm-, y otro de mayor duración - entre los días 12 al 17, al paso de la borrasca Flora-, pero también de pobre acumulación, que no alcanzó los treinta milímetros en todo el episodio.

Al finalizar el mes, se había recogido en las estaciones de la región entre el veinticinco y el cuarenta y cinco por ciento de la precipitación esperada en un mes de diciembre.

Las temperaturas se mantuvieron por encima de los valores normales hasta los últimos días, cuando se registraron heladas en Mieres, Soto de la Barca o Ronzón.

El viento sopló menos de lo esperado en diciembre tanto en el litoral como en el interior. En el observatorio del Aeropuerto de Asturias, se superaron los 9830 km de recorrido mensual, y en el observatorio de Oviedo se totalizaron 5160 km, lo que supone aproximadamente un diez por ciento menos de lo normal en estas fechas para ambos emplazamientos. Se superaron los 80 km/h de racha máxima en varias ocasiones, y los episodios de viento más fuerte tuvieron lugar los días 13, 15 y 18.

La insolación estuvo por encima de lo normal, y el sol brilló lo mismo en los observatorios de Oviedo y en el Aeropuerto. En ambos casos se totalizaron 117 h de sol, lo que supone un 33% por encima de lo normal en el Aeropuerto, y un 12% más de lo esperado en Oviedo.
No se produjeron rayos ni tormentas.

Durante la primera decena la situación meteorológica estuvo condicionada por la presencia de un anticiclón sobre la Península Ibérica, que fue reforzándose y desplazándose hacia el norte. Durante la segunda decena predominó la circulación atlántica, con la presencia sobre el Atlántico norte de la extensa borrasca Flora que atravesó la región durante estos días, con lluvia y viento. A partir del día 20 se restableció el dominio anticiclónico, centrado en Europa occidental.

Contador