Los miembros de Calre renuevan su compromiso de participación activa en el proceso de toma de decisiones de la UE

Publicado 07/10/2018 17:35:55CET

OVIEDO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del 21 aniversario de la Declaración Constitutiva de la Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales de Europa (Calre), firmada en Oviedo en 1997, sus miembros han renovado su compromiso de participación activa en el proceso de toma de decisiones de la Unión Europea, "conscientes del papel reforzado que desempeñan en la conexión institucional con los ciudadanos europeos".

En una nota de prensa, han expresado su determinación de trabajar con las instituciones europeas y, en particular, con el Comité de las Regiones para consolidar los principios de subsidiariedad y de proporcionalidad y dar cuerpo a la cooperación interparlamentaria entre los niveles regional, nacional y europeo, especialmente en la estructuración de la política de cohesión, en el contexto de las actuales negociaciones para el marco financiero plurianual y las políticas sectoriales después de 2020.

La Calre ha renovado asimismo su "profunda preocupación" por la propuesta de recortes en la financiación de la política de cohesión y de Política Agrícola Común (PAC), tal como ha sido presentada por la Comisión Europea y que ha sido objeto de negociación entre las instituciones, recordando la contribución "decisiva e imprescindible" de estas políticas para el desarrollo económico y rural de todas las regiones de la Unión Europea, para la reducción de las diferencias entre los diferentes territorios europeos y para la promoción de un modelo agrícola integrado y sostenible.

La Calre subraya, de igual modo, que los diversos programas operativos de los fondos europeos, en particular la política de cohesión, deberán ser estructurados sobre la base de una "asociación sólida" con las entidades regionales, que tenga en cuenta las respectivas características territoriales, sociales y económicas, "con la debida flexibilidad y adaptabilidad y con respeto al principio de subsidiariedad".

Por otor lado, defienden que el actual momento institucional de la Unión Europea pide "el refuerzo continuo del papel de las Asambleas Legislativas Regionales y Parlamentos con poderes legislativos de los Estados miembros para garantizar la implicación necesaria de los ciudadanos europeos en las políticas y materias que son determinantes para el proyecto europeo después de 2020".

"Las regiones deben, pues, estar en el centro de las políticas europeas para el período entre 2021 y 2027", han señalado.

Así, en este 21 aniversario de la CALRE, las Asambleas y Parlamentos Regionales con poderes legislativos de la Unión Europea apelan a las instituciones europeas y a los Estados miembros para que, en las negociaciones en curso, aseguren una "Política de Cohesión fuerte y con una financiación preferentemente sin recortes con respecto a la programación actual, con el fin de mejorar la capacidad de inversión de las autoridades regionales y reducir las diferencias territoriales, fomentando la cooperación y expresando la solidaridad europea".

Contador