De la Serna asiste a la puesta en servicio del tramo Doriga-Cornellana de la autovía A-63

Tramo la Doriga-Cornellana
EUROPA PRESS
Actualizado 26/12/2017 12:49:53 CET

La inversión total aproximada es de 80,41 millones de euros

OVIEDO, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asistido este martes a la puesta en servicio del tramo de la autovía A-63 entre Doriga y Cornellana, en Asturias, así como a la reanudación de las obras del siguiente tramo, entre Cornellana y Salas.

El tramo Doriga-Cornellana que ste martes se pone en servicio, y las obras de Cornellana-Salas que se retoman permitirán dar continuidad a esta infraestructura entre Oviedo y Doriga. En marzo de 2012 entró en servicio la primera calzada de la autovía entre Salas y La Espina, lo que supuso una mejora importante respecto a la circulación por el trazado de la antigua N-634.

Por su parte, el proyecto de la segunda calzada de la autovía entre Salas y el viaducto del Regueirón, una vez redactado, se encuentra en supervisión, fruto de la que se ha visto necesario realizar dos trámites que inicialmente no estaban previstos: el recálculo de las estructuras para comprobar la adaptación a la nueva normativa, y la realización de nuevos estudios hidráulicos para ratificar la validez de las estructuras ya ejecutadas.

Estos pasos previos a la aprobación del proyecto y a la licitación de las obras, según ha explicado el ministro, no supondrán cambios de plazos en la conexión de la A-63. El presupuesto de la obra Doriga-Cornellana asciende a 39,3 millones de euros, cantidad que sumada al coste de redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones, al coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra así como el programa de vigilancia ambiental y la financiación del Patrimonio Artístico Español, arroja una inversión total aproximada de 43,8 millones de euros.

Por su parte, el presupuesto vigente de las obras Cornellana-Salas asciende a 71,1 millones de euros. La inversión total aproximada es de 80,41 millones de euros una vez sumados el coste de redacción del proyecto, el importe estimado de las expropiaciones, el coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra, así como el programa de vigilancia ambiental y la financiación del Patrimonio Artístico Español.