Los sindicatos advierten de que la prisión de Villabona alcanza niveles "insostenibles" de ocupación con 1.545 internos

Actualizado 10/08/2008 15:32:11 CET

OVIEDO, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de prisiones advirtieron hoy de que incremento de la población reclusa en el Centro Penitenciario de Villabona ha alcanzado unos niveles "insostenibles". El Centro Penitenciario de Villabona alberga a finales de Julio a 1.545 internos, lo que supone una tasa de ocupación del 183,92 por ciento, ya que dispone de 840 plazas residenciales repartidas en 10 módulos.

Los sindicatos, mediante un comunicado enviado a Europa Press, señalaron que el departamento de Régimen Cerrado (donde conviven los internos más conflictivos en condiciones de Aislamiento) se encuentra al límite de su capacidad y la Enfermería del centro está desbordada con un alto número de presos que presentan patologías psiquiátricas.

La tendencia de nuevos ingresos, "lejos de invertirse", se mantiene al alza como demuestra el hecho que desde primeros de año la población reclusa ha aumentado en un 6,25 por ciento, pasando de 1.454 internos el 4 de enero a los 1.545 actuales.

Los sindicatos alertaron de que a este "alto grado de masificación" se une la "escasez" de personal reflejada en una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) "insuficiente" para atender las necesidades de la población reclusa.

"Cada módulo es atendido por dos funcionarios; mientras uno de ellos realiza las labores burocráticas y de control de acceso, los 160 internos son vigilados solamente por un funcionario lo que hace imposible garantizar la normal convivencia, la seguridad interior y la integridad física, tanto de internos como de trabajadores", apuntaron fuentes sindicales.

Desde Acaip señalaron además, que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "agrava aún más esta situación ya que, en los próximos días, 20 funcionarios que están realizando el periodo de prácticas en Villabona serán destinados a otros centros del territorio nacional".

La Dirección de la prisión, según los sindicatos, lleva años realizando una "nefasta" política de personal; utilizando "Comisiones de Servicios" traslada, de forma discrecional o incluso por designación directa, a funcionarios de vigilancia para realizar labores propias de otros puestos de superior categoría profesional lo que incrementa aún más el déficit de personal en tareas de Seguridad y Vigilancia Interior.

Los sindicatos consideran que la Dirección de Villabona "no puede cerrar los ojos y debe solucionar la situación por la que atraviesa la prisión asturiana, situación que no le es ajena y de la que es plenamente consciente". Para ello, proponen como soluciones a corto y medio plazo, las siguientes: Mantener en el centro a todos los funcionarios de prácticas de las OEP 2006 y 2007.

Reclamar a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias un incremento de la Relación de Puestos de Trabajo del Centro de Villabona, a fin de poder atender adecuadamente y sin merma de la seguridad, las actividades y necesidades de la población reclusa de Villabona.

Destinar todos los efectivos posibles al área de vigilancia, compensando, o en caso contrario poniendo fin, a las comisiones de servicio y las designaciones directas para desempeñar otros puestos de trabajo. Y el traslado a otros centros penitenciarios de aquellos internos que no sean residentes o que no tengan ningún tipo de vinculación familiar en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias.