Sucesos.-La Guardia Civil detiene a dos hombres que tenían animales muertos y enfermos en pésimas condiciones de higiene

Actualizado 19/05/2008 19:04:22 CET

OVIEDO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Seprona de la Guardia Civil de Cangas del Narcea detuvo hoy a un hombre, cuyas iniciales son H. C. G. y como imputado a B. C. A. acusados de guardar varios animales, muertos y enfermos, en establos con "gran acumulación de estiércol, suciedad, agua estancada, ausencia de drenajes y abandono", según informó la Guardia Civil mediante una nota de prensa.

La Guardia Civil, que tuvo conocimiento de los hechos debido a una denuncia verbal expuesta por el Guarda del Principado de Asturias, procedió a la inspección de la explotación ganadera en la que encontró el establo "en mal estado" y en el que se ubicaban los animales (ovejas, cordero, cabras y gallinas) que presentaban extrema delgadez, ausencia de comida y alopecia.

A continuación, según los agentes del Seprona, en una sala se encontraba una oveja agonizando en el suelo a la que le faltaban los ojos y orejas y recubierta de sus propios excrementos, así como cuatro o cinco corderos lactantes "deambulando" a su alrededor. En esta misma situación se encontraban también dos ovejas y dos corderos muertos en otra dependencia de esta explotación ganadera.

La Guardia Civil del Seprona comprobó además que la totalidad de las instalaciones presentaban un estado permanente de penumbra, careciendo de ventilación e incumpliendo toda normativa vigente en materia de sanidad y bienestar animal.

Por estos hechos, la benemérita de Cangas del Narcea procedió a la detención de H. C. G, como presunto autor de un delito relativo a la Protección de la Flora y Fauna Animal Doméstico, así como la imputación de este mismo delito a B. C. A., instruyendo la correspondientes diligencias que junto con el detenido fueron puestas a disposición de la Autoridad Judicial de Cangas del Narcea.